23/5/2016

El sector remolachero-azucarero cuenta con una base sólida para afrontar un futuro sin cuotas, según la Ministra

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, considera que el sector remolachero-azucarero dispone de bazas para afrontar el futuro tras la desaparición de la cuotas en 2017, ya que cuenta con unas bases sólidas, tanto en el ámbito de la producción de remolacha como en el de la transformación en azúcar. Así lo destacó el viernes pasado durante una jornada, en la que recordó cómo el Gobierno ha conseguido, en el marco de la reforma de la Política Agrícola Común, dos logros muy importantes para este sector, como son el aumento de las ayudas acopladas al cultivo de la remolacha y una ampliación de dos años del régimen de cuotas, hasta 2017. Por lo tanto, el sector cuenta con dos años más para seguir ganando productividad y hacerse más competitivo.

A partir de ese momento, García Tejerina ha señalado que el sector se enfrentará a un aumento de la competencia en el seno de la UE. Además, la liberalización del mercado comunitario traerá una aproximación de los precios europeos a los internacionales, sometidos habitualmente a cambios de tendencia difíciles de prever.

Así, la ministra se ha referido a la creación, en 1966 de la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera, que ha contribuido a lograr un sector altamente tecnificado, capaz de obtener unos rendimientos que son los más altos de la Unión Europea.

En este sentido, García Tejerina ha destacado los esfuerzos del sector para reducir sus costes de producción, como el coste del riego, a través de la mayor eficiencia en el uso del agua y la energía.

Asimismo, la ministra ha puesto en valor el Acuerdo Marco Interprofesional, con validez hasta 2020, que permitirá al sector seguir creciendo de una manera sostenible. A esto se suman las inversiones previstas por la industria para los próximos cinco años con el objetivo de mejorar la competitividad de sus fábricas.

Para la ministra, otro elemento positivo es la situación de los mercados internacionales, deficitarios en azúcar; así como la del mercado nacional, donde la demanda supera en casi tres veces lo que se produce.

A estas circunstancias, García Tejerina ha añadido el apoyo de los Gobiernos nacional y autonómico para mejorar el futuro del sector. A este respecto, la ministra ha apuntado que la Política Agrícola Común ofrece la posibilidad de apoyar este cultivo mediante ayudas que lo hagan viable.

De esta forma, el sector cuenta con las ayudas acopladas, que suponen cerca de 17 millones de euros anuales de apoyo al cultivo, un 75% más que en el periodo anterior. Y con las ayudas previstas en los Programas de Desarrollo Rural 2014-2020, a través de medidas específicas para fomentar el cultivo de la remolacha. Fuente: MAGRAMA


M�s informaci�n sobre remolacha



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.