20/5/2016

Un estudio de LA UNIÓ revela el aumento de producción de la variedad citrícola Nadorcott y un descenso de su precio en las últimas campañas

Los servicios técnicos de LA UNIÓ de Llauradors han elaborado un informe en el que se comprueba como la producción de la mandarina híbrida Nadorcott ha ido aumentando a lo largo de las últimas campañas y por el contrario el precio percibido por los citricultores que la cultivan ha descendido progresivamente.

Desde la campaña 2011-2012, salvo el paréntesis de las campañas 2012-13 y 2015-16 donde se experimenta una reducción como consecuencia de las condiciones climatológicas, la cosecha de Nadorcott no ha parado de crecer. En líneas generales, y a modo de resumen, la producción de las dos últimas campañas es más de un 200% superior a la de los cuatro años anteriores.

En cuanto a la evolución del precio se puede observar como durante los meses de enero y febrero, que es cuando se concentra la mayor parte de la producción, va bajando en las últimas campañas y en la actual se consolida esta tendencia decreciente al descender un 5% a pesar de tener una cosecha más baja que en la pasada. A juicio de LA UNIÓ, influye en esa bajada de las cotizaciones durante esta campaña el hecho de la aparición de otras variedades que ocupan el mismo segmento de mercado que la Nadorcott, como pueden ser la Orri o la Tango; teniendo en cuenta además que el precio de la Ortanique, que hasta ahora era la única competidora de la Nadorcott, se ha desplomado.

LA UNIÓ, ante esta situación y otras que se pudiesen dar en otras circunstancias entre cultivos, ha iniciado gestiones a través de les Corts para que se inicien los trámites legislativos con objeto de que los propietarios o arrendatarios de fincas rústicas que realicen plantaciones de cultivos herbáceos, hortícolas o arbóreos susceptibles de provocar en las fincas colindantes depreciación comercial, disminución de la producción o deficiente desarrollo vegetativo de los cultivos implantados en las mismas, deban solicitar el correspondiente permiso de plantación a la Conselleria de Agricultura, depositando un aval para cubrir las pérdidas que pudiesen ocasionar.

Todo lo anterior se puede agravar con un nuevo proceso -el tercero- iniciado para la concesión de nuevas licencias de la variedad Nadorcott, que acrecentarían más todavía las consecuencias de la pinyolà. Las ampliaciones han sido de 100.000 árboles la primera en favor de los socios de ASOVAV; de 200.000 plantas la segunda pactada con Anecoop y ahora de 500.000, la más ambiciosa de todas y dirigida a los propios socios del Club de Variedades Vegetales Protegidas (CVVP). Estas 800.000 plantas autorizadas en los últimos años supone que una de las variedades híbridas más problemáticas por la polinización que provoca se extenderá por casi 1.900 hectáreas, en zonas dispersas, sin más control ni requerimiento para evitar los efectos de la polinización cruzada de los cítricos.

LA UNIÓ quiere dejar claro que es totalmente legal esta nueva concesión al tratarse de las reglas de juego que marcan los propietarios de los derechos y los socios del club, pero aparte de la posible repercusión económica por la previsible reducción del precio de venta que ya se nota por aumento de la oferta de fruta -que es responsabilidad de los cuales adoptan las decisiones dentro del Club y de Carpa Dorada-, la decisión tiene también una clara repercusión para los apicultores pero también para los productores de cítricos que no tienen ningún beneficio en este acuerdo de ámbito privado pero del que sufrirán las consecuencias.


M�s informaci�n sobre frutas y hortalizas



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.