31/3/2016

Los regantes de Fenacore piden un Pacto Nacional del Agua que refuerce las competencias del Estado y asegure un horizonte estable

La Federación Nacional de Comunidades de regantes (FENACORE) solicitó ayer la puesta en marcha de un Pacto Nacional del Agua que permita al Estado ejercer plenamente y sin injerencias de las autonomías sus competencias sobre la gestión del Dominio Público Hidráulico y la planificación hidrológica en las cuencas intercomunitarias que la Constitución le reconoce, asegurando de esta forma un horizonte estable, justo y ordenado del agua en España.

Más de un centenar de regantes -reunidos en junta directiva con carácter previo a la jornada técnica donde abordarán hoy los retos de eficiencia energética e hidráulica en el regadío- aprobaron un manifiesto en favor de un consenso global entre los partidos mayoritarios que haga posible el desarrollo de una política hidrológica largoplacista y basada en el interés general.

De esta forma, tras el reconocimiento de Bruselas por hacer los deberes en materia de planificación hidrológica en tiempo récord evitando así las sanciones por los retrasos en el primer ciclo, los regantes insistieron en que los planes de cuenca que se aprueben deben ejecutarse durante el ciclo político que corresponda sin depender de las prioridades de quien gobierne entonces.

Además, este pacto nacional terminaría con la visión localista del agua que intentan imponer las autonomías, ya que supondría proteger el principio constitucional de unidad de cuenca, defendiendo a las Confederaciones Hidrográficas como instituciones del Estado en las que se integran y tienen participación sin extralimitarse en sus competencias todos los usuarios y agentes interesados en la gestión del agua.

Así, los regantes mostraron su respaldo a los Planes Hidrológicos aprobados por el Gobierno el pasado mes de enero –mediante el Real Decreto 1/2016- al representar un ejemplo de consenso entre usuarios, comunidades autónomas y representantes sociales.

En este sentido, recordaron que los planes de cuenca -Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Júcar, Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro- fueron aprobados de acuerdo con lo previsto en la legislación española (Ley de Aguas) y europea (Directiva Marco de Aguas), con el apoyo mayoritario de los Consejos del Agua y prácticamente el apoyo unánime de los usuarios.

A continuación se reproduce el manifiesto:

MANIFIESTO DE LOS REGANTES DE APOYO A LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) ha acordado por unanimidad manifestarse en los siguientes términos:

PRIMERO: Apoyamos los Planes Hidrológicos aprobados por el Gobierno, que son fruto de un amplio consenso de los usuarios, las Comunidades Autónomas y los representantes sociales tras los correspondientes procesos de información pública.

SEGUNDO: Exigimos el respeto absoluto al principio de unidad de las cuencas hidrográficas, que se concreta en la gestión a través de las Confederaciones Hidrográficas, Organismos de la Administración del Estado que velan por los intereses generales, con una amplia tradición en España, en las que se integran las Comunidades Autónomas, los usuarios y otros interesados en la gestión del agua.

TERCERO: Solicitamos la aprobación de un Pacto Nacional que permita al Estado ejercer plenamente las competencias que constitucionalmente le corresponden en la gestión del Dominio Público hidráulico estatal y en la planificación hidrológica en las cuencas intercomunitarias para asegurar un horizonte estable, justo y ordenado del agua en España.

CUARTO: Solicitamos la aprobación de Plan Nacional de Regadíos Sostenibles que dé un impulso y priorice las políticas de ahorro de agua y de modernización de regadíos con las correspondientes dotaciones presupuestarias.


M�s informaci�n sobre agua



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.