16/2/2016

Castilla y León lidera la producción nacional de chopo

Castilla y León dedica a la producción de chopo un total de 75.000 hectáreas de superficie, lo que la convierte en la mayor productora de España al albergar el 65 % del total nacional. Esta producción se ha convertido en un ejemplo de aprovechamiento forestal y de rentabilidad, tanto por su importante contribución a la lucha contra el cambio climático como por ser motor de generación de empleo en el medio rural gracias a la producción de madera. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la sociedad pública Somacyl, gestiona más 8.670 hectáreas con más de 2,6 millones de chopos, la mayoría en la provincia de León, contribuyendo a la generación de nuevas oportunidades en estas zonas rurales.

La Junta de Castilla y León ha impulsado en los últimos años una estrecha cooperación con los propietarios de terrenos forestales para lograr aumentar la superficie de la masa forestal de choperas, actualmente cuantificada en 75.000 hectáreas, un 65 % del total nacional, que alcanza las 116.000 hectáreas. En Castilla y León más de la mitad de la superficie chopera es de propiedad pública, 53,5 %, frente al 46,5 % de propiedad privada.

La sociedad pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) interviene desde el año 2009 en la gestión de choperas tanto públicas como privadas, y actualmente controla más de 8.600 hectáreas, en torno a 2,6 millones de chopos. El año pasado Somacyl enajenó algo más de 100.000 chopos mediante subasta pública, con un volumen de 58.000 metros cúbicos de madera para chapa y un valor de venta de más de cuatro millones de euros, con un valor medio de 58,6 euros por metro cúbico.

El modelo desarrollado por Somacyl consiste en la planta y gestión en un turno de 15 años y su posterior venta mediante subasta pública, convenios con propietarios de terrenos que reciben el porcentaje de la venta o el 100 % del precio por el alquiler de los pastos y la contrata con empresas locales especializadas para realizar las labores de gestión de esas masas forestales, tales como gradeos, podas o tratamiento de plagas, entre otras.

Para la Junta de Castilla y León este modelo presenta ventajas fundamentales, como la obtención de un producto final de mayor calidad al intervenir en la plantación las empresas especializadas de la zona, la repercusión del gasto en la propia economía local de la zona y la mejora del compromiso social de los habitantes de la zona con estos cultivos y con el medio ambiente en general.

De este modo, la gestión de Somacyl aporta un servicio público a los ayuntamientos, entidades locales y particulares, establece un régimen de plantación homogéneo, contribuye a la creación de empleo y fija población, y mantiene un uso y gestión ambiental beneficiosos para la conservación de las riberas.

Situación general de las choperas

El cultivo del chopo produce más del 20 % de la madera regional y más del 40 % de los ingresos por madera. Es uno de los pocos cultivos forestales mediterráneos capaces de dinamizar la economía de los pueblos, con una estimación de un puesto de trabajo en la industria de contrachapado, de transformación o de servicios por cada diez hectáreas de chopo gestionadas.

Desde el punto de vista del aprovechamiento de la madera, el chopo es la especie arbórea productora de madera más importante en Castilla y León, ocupa sólo el 2 % de la superficie arbolada y produce más del 20 % de la madera autonómica y más del 40 % de los ingresos por madera.

Su altísimo aprovechamiento incrementa la productividad de este cultivo, el 80 % se aprovecha para la industria del desenrollo y producción de chapa, y el 20 % restante para subproductos como pellet, tablero de partículas y para la producción de energía térmica. Castilla y León genera 80.000 toneladas anuales de astillas procedentes de los restos de corta de las choperas.

Actualmente, en Castilla y León hay más de 50.000 populicultores o productores de madera de chopo, cada uno de los cuales tiene una pequeña superficie de entre una y dos hectáreas. Los ingresos de una plantación oscilan entre los 30 y los 75 euros por metro cuadrado, dependiendo de los valores de suelo y clima, con un valor medio de 55 euros. Anualmente se cortan en España entre 700.000 y 800.000 metros cúbicos de madera en rollo, lo que supone una facturación de entre 35 y 40 millones de euros.

Desde el punto de vista medioambiental, los chopos contribuyen a la lucha contra el cambio climático por su capacidad de captura de carbono, siendo el árbol que más cantidad de CO2 captura. Una hectárea de chopos fija 12 toneladas de CO2 al año, lo que significa 1,4 millones de toneladas en España y 900.000 en Castilla y León.

Choperas en León

La provincia de León es la que mayor superficie de choperas alberga de toda España, concretamente el 22 % del total nacional y el 33 % de Castilla y León, en torno a las 25.000 hectáreas.

La Sociedad Pública gestiona actualmente en la provincia de León casi cuatro millones de hectáreas de chopo, el 46 % de la Comunidad, repartidas en 208 convenios con entidades públicas y 52 contratos con particulares. Anualmente se cortan 170.000 m3 de madera apta para la industria del tablero en la provincia leonesa, lo que supone una venta media de madera en pie de aproximadamente diez millones de euros.

La productividad de las choperas en esta provincia se sitúa, para un turno de 15 años, en torno a los 180 m3/ha de madera apta para chapa, lo que supone unos ingresos de 10.000 euros/ha. Una hectárea de chopo fija una media de 12 toneladas de CO2 al año, por lo que las ubicadas en la provincia de León fijan en su conjunto en torno a 300.000 tn/año.

En Valencia de Don Juan se ubica la mayor fábrica de tablero de chopo del Grupo Garnica Plywood, empresa de origen riojano, primera productora europea de tablero contrachapado basado en chopo, con 222.000 m3 (7.500 camiones al año) y 500.000 m3 de consumo de madera en rollo. El 89 % de la producción de tablero contrachapado industrial se exporta hasta un total de 30 países.

Tras varios años de crecimiento sostenido, el Grupo Garnica tiene hoy en día 5 centros de producción -4 en España y 1 en Francia-, con 660 empleados, una facturación consolidada en 2014 de 115 millones de euros y consume aproximadamente el 75 % de la madera de chopo de Castilla y León.

Cabreros del Río

Somacyl tiene contratada la gestión de un total de 101,53 hectáreas con la entidad local menor de Cabreros del Río desde 2010. En las campañas de 2011, 2014 y la actual se han plantado 73 hectáreas de chopo y se han cortado algo más de 17.000 árboles, de los que se han obtenido más de un millón de euros, con un precio medio de 74,63 euros/m3. Este precio medio, un 36 % más alto que la media, denota la gran calidad de estos terrenos ribereños para el cultivo de chopo.


M�s informaci�n sobre forestal



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.