24/11/00

Tres maíces transgénicos vuelven a ser autorizados en Francia ante la ausencia de argumentos para su prohibición

El Consejo de Estado de Francia ha vuelto autorizar tres variedades de maíz transgénico (Bt) de Novartis (ahora Syngenta), que ya habían sido autorizadas en 1998, y cuya autorización había sido suspendida por las actuaciones legales de diversas organizaciones (Greenpeace entre ellas), que solicitaron al Gobierno Francés la anulación de la autorización, cosa que consiguieron.

El Tribunal de Justicia Europeo dictaminó el pasado mes de marzo sobre este asunto, a petición del Consejo de Estado de Francia, entendiendo que los Estados quedan vinculados por la aprobación inicial y que solamente elementos nuevos que demuestren que las variedades en cuestión representen algún riesgo para la salud o el medio ambiente permitirían detener el proceso de comercialización. La sentencia en su momento causó cierta perplejidad porque no aclaraba si estos elementos nuevos existían o no.

Ahora la decisión del Consejo de renovar la autorización de estas maíces implica el reconocimiento de que no existe evidencia científica alguna de que estas variedades de maíz supongan riesgo alguno para la salud o el medio ambiente.

Los activistas anti-OGM y el sindicato agrario Confederation Paysanne (CP) han calificado esta resolución como una "provocación", ligando su postura con la crisis mediática de la vacas locas y utilizando la psicosis del consumidor por este asunto para sostener su postura anti-OGM, ante la ausencia de argumentos científicos.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.