22/05/00

¿Transgénicos? ¡¡¡Ahhhggggg..!!!

La noticia de que se han sembrado en ciertos países de Europa (Reino Unido, Alemania Francia y Suecia) semillas de colza que contenían genes introducidos mediante el uso de la biotecnología, profusamente difundida por las agencias la semana pasada, ha puesto de relieve, una vez más el grado de desinformación existente sobre el asunto de la biotecnología y como este tema es presa fácil del sensacionalismo de muchos medios de comunicación.

"El error de una empresa siembra la UE de transgénicos malos" ; "Colza alterada sembrada en Europa con engaño" "Semillas genéticamente modificadas mezcladas con naturales" , "Semillas importadas por error" "Un error siembra Europa de transgénicos; son sólo algunos de los titulares, entre los muchos por el estilo que se han difundido, que distorsionan sobremanera la realidad.

Ni "malos", ni engaños ni mezcladas con "naturales" (?), y si hay algún error éste está en la distancia que se establece para los aislamientos de los campos de semillas, no en la importación o venta del producto.

En Canadá es muy común desde hace varias campañas el cultivo de variedades de colza OGM, de hecho la mayor parte de la superficie de colza de Canadá es OGM, ya que ese país, considera que los cultivos transgénicos no suponen riesgo alguno. Hay variedades que tienen introducida la característica Bt (resistencia a insectos), la de resistencia al herbicida glifosato (Roundup Ready) y, más recientemente y aún no comercial, la de tener un alto contenido de vitamina A.

Los campos de cultivo de semilla deben guardar una distancia mínima de aislamiento con otros campos para evitar la "contaminación" con el polen de otros campos, no ya de genes transgénicos, sino de cualquier otro tipo de genes, ya que la "pureza" en el sentido varietal no es que contenga o no genes transgénicos, sino que la variedad que se está comprando responda a las características que se desean, y no a las de otras que pueda tener la variedad del campo vecino. En el caso de la colza, cuyo polen viaja distancias considerables por el viento, esta distancia es grande. Sin embargo, es posible que a pesar de todo y de haber guardado la distancia de seguridad, el polen vuele de unos campos a otros y exista un pequeño porcentaje de polinización cruzada. También podría ser, aunque esto sería un error grosero de la empresa que no se suele dar, que accidentalmente se mezclara con restos de otra variedad de semilla en la misma cosechadora o en los almacenes.

Según ha declarado, el organismo competente canadiense (Canadian Food Inspection Agency), las semillas fueron correctamente analizadas y certificadas, según las normas de la OCDE y la ISTA, reconocidas por la UE, que se refieren a la pureza específica y la germinación, pero que no requieren, hoy por hoy, ningún análisis de si contienen o no genes extraños. Las variedades importadas y sembradas no eran de transgénicos sino que contenían un pequeño porcentaje de genes transgénicos, dentro de lo tolerable referido a pureza varietal. No existe, ahora mismo, en la UE, legislación sobre la pureza varietal referida específicamente a transgénicos. 

Las semillas han sido importadas y sembradas en Europa de acuerdo con la legislación, y no por error, detectándose que algunos lotes contenían unos pequeños porcentajes de genes OGM. Diversas organizaciones se han rasgado las vestiduras poniendo el grito en el cielo reclamando la destrucción de los campos "contaminados" que hay sembrados ahora mismo (en 1999 se sembraron y cosecharon 9.000 Ha en el Reino Unido). El Ministerio Francés de Agricultura ha declarado que el asunto no es para que intervengan los poderes públicos ya que no existe riesgo alguno para salud y el medio ambiente, pero la Ministra de Medio Ambiente ya ha pedido la destrucción de los campos (los de esta campaña obviamente, los de la pasada ya no es posible)

Lo mas probable es que el único "error" esté en la distancia que se exige en las reglamentaciones para la separación de los campos de producción de semillas de los campos vecinos, que probablemente deba ser revisada al alza.

En cuanto a que los transgénicos sean "malos", hay que recordar que lo mas que dicen los grupos detractores de lo mismos es que no está demostrada su inocuidad a largo plazo (ni tampoco su perjuicio) para el medio ambiente o la salud, no que sean "malos". A corto plazo obviamente no lo son, ya que varios países los llevan cultivando y consumiendo desde hace ya varios años sin que haya habido efecto detectable alguno. Tampoco, por cierto, hay estudio o certeza alguna, que se sepa, de la inocuidad a largo plazo del consumo de la carne de avestruz, especie cuya cría y consumo es absolutamente novedosa en Europa, y nadie ha pedido todavía una moratoria de la ganadería de avestruz.

Sobre la posible mezcla con semillas "naturales" también hay que saber que las variedades de colza no OGM han sido obtenidas mediante numerosos cruzamientos y selecciones, eso sí por métodos de manipulación genética "clásicos", y que las variedades de colza no manipulada, que sería la "natural", contienen un elevado porcentaje de ácido erúcico, que es una sustancia tóxica para humanos y animales, y que precisamente la UE, por este motivo, no subvenciona el cultivo mas que de determinadas variedades de semillas que estén mejoradas genéticamente para que no lo contengan (colza doble cero). Uno de los problemas que presentaban, por cierto, las variedades "naturales", con ácido erúcico, es mortandad entre animales salvajes que la consumían, fundamentalmente cérvidos.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.