29/11/00

Resistencia inducida en el gusano rosado del algodón por el uso de variedades Bt

El último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) publica un estudio sobre la inducción de resistencia en el gusano rosado (Pectynophora Gossipiella) por el uso de algodón Bt

El resumen se puede bajar de la siguiente URL. Para obtener el artículo completo hay que ser suscriptor del PNAS o comprarlo por 5 dólares.

http://www.pnas.org/cgi/content/abstract/97/24/12980

El trabajo estudia en cultivos de Algodón en Arizona la frecuencia en el insecto en campañas sucesivas de un alelo recesivo que confiere resistencia a la toxina Cry1Ac, con el resultado de que la frecuencia del alelo no se incrementó entre los años 1997 y 1999, años en que se incrementó de forma importante el cultivo de variedades de algodón Bt.

El algodón Bt es un algodón transgénico (OGM) que tiene introducida la característica de producir una toxina natural procedente de la bacteria del suelo Bacillus Thuringenis (Bt), que tóxica para los insectos que devoran la planta, pero que es inocua para mamíferos y peces. La toxina Bt aplicada en pulverización está permitida en la llamada en España agricultura ecológica, y bio u orgánica en otros países.

Precisamente el cultivo del algodón es de los que, en ausencia de una protección genética, mas pesticidas consumen. En una campaña desfavorable (como esta última en España), es normal que se apliquen 9-10 tratamientos pesticidas contra los gusanos de las cápsulas, con obvios efectos sobre el medio ambiente. El cultivo de variedades Bt elimina en gran medida estos tratamientos fitosanitarios. Además el algodón no es un cultivo alimentario sobre el que pesen las supuestas dudas de salubridad que algunos atribuyen a los OGM con carácter general.

Sin embargo, los algodones Bt no están autorizados para su cultivo en la Unión Europea por aplicación de la moratoria de ipso que se aplica a los OGM; lo que no es óbice para que gran parte del algodón que se importa proceda de algodones Bt, que están teniendo una gran expansión en los grandes países productores por sus obvias ventajas para la economía del cultivo también para el medio ambiente.

La inducción de resistencia en plagas es algo inherente a la utilización de métodos contra ellas, tanto si son de resistencia genética (clásica o transgénica), como si se trata del usos de pesticidas del tipo que sea. La misma variabilidad genética de la plaga hace que se adapte al agente que les ataca sea éste de la naturaleza que sea. El resultado de esta experiencia en Arizona es muy positivo, pero no deja de ser un tanto sorprendente ya que lo normal es que algo de resistencia se hubiera inducido.

En EEUU se recomiendan a menudo planes para evitar la inducción de resistencias, y de forma particular en cultivos de tipos Bt (también en maíz) que consisten en dejar siempre un porcentaje del cultivo que no tengan la resistencia genética, como "refugio" de la plaga.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.