20/02/01

Nota de la Asociación General de Productores de Máiz de España (AGPME)

Se reúnen los miembros del Foro de Biotecnología Valle del Ebro

Reclaman más y mejor información sobre los organismos genéticamente modificados

 Zaragoza, 19 de febrero -. El pasado jueves 8 de febrero los miembros del Foro de Biotecnología Valle del Ebro se reunieron en Zaragoza para analizar algunos de los aspectos más relevantes de la biotecnología aplicada a la agricultura. Más de una treintena de personalidades, entre los que se encontraban productores, científicos, periodistas, agricultores y profesores han coincidido en la necesidad de “una mayor y mejor información” al público en general y al consumidor en particular para hacerles llegar la verdad sobre los organismos genéticamente modificados.

 El programa del foro incluyó las intervenciones de Jesús Uruel, técnico de la Asociación General de Productores de Maíz de España (AGPME), José Manuel Lasa, de la Sociedad Española de Genética (SEG), Quima Massaguer, del IRTA, que habló sobre la biotecnología aplicada al arroz, Gonzalo Sanz, profesor de la Universidad CEU San Pablo y Enrique Marín, biólogo de la Universidad Autónoma de Madrid, que expusieron un estudio sobre la biotecnología en España.

 José Manuel Lasa resumió la declaración de principios sobre la biotecnología realizada por la SEG ante la falta de información y dijo que la modificación genética clásica es mucho mayor que la modificación llevada a cabo por la ingeniería genética, por la cual los organismos son muy poco modificados. Por otro lado, explicó que “nadie puede exigir el riesgo cero en esta materia, como tampoco se puede exigir el riesgo cero en cualquier otra actividad humana”.

 Entre los participantes destacó la presencia de Lucía Roda, miembro de la Comisión Nacional de Bioseguridad, organismo dependiente del ministerio de Medio Ambiente. Anunció que próximamente se aprobará la nueva normativa europea 90/220 que, entre otras cosas, establecerá las condiciones del etiquetado para los alimentos modificados genéticamente. Esta normativa incluirá también otros aspectos como la prohibición de introducir genes marcadores de resistencia a antibióticos y unos planes de seguimiento de estos cultivos.

 Por su parte, Esteban Andrés, secretario general de ASAJA Aragón, explicó que “los agricultores están expectantes a la espera de que se aprueben nuevas variedades de OGM, principalmente de maíz transgénico, que es el principal cultivo en los regadíos aragoneses”. “No se trata de buscar la polémica, sino de exigir unas normativas claras que también favorezcan al consumidor”. Actualmente se cultivan en España unas 25.000 Has. de maíz transgénico, de las cuales unas 10.000 Has. se encuentran en Aragón.

A juicio de Esteban Andrés, los agricultores reclaman más variedades para poder así hacer frente a algunas dificultades que tienen en sus cosechas. “Deseamos los avances de la Biotecnología para aplicarlos con orden en nuestro quehacer diario. Esa será la forma de que las explotaciones del siglo XXI sean competitivas, mejorando su compatibilidad con el medio ambiente y garantizando la salud de los consumidores”.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.