15/02/00

Rechazado en Brasil un barco con maíz por no certificar estar libre de OGM

Un barco con una carga de 30.000 Tm de maíz procedente de Estados Unidos ha sido rechazado por una empresa ganadera brasileña (Perdigao), debido a que la carga no disponía de certificación que avalase que esta libre de semillas procedentes de variedades obtenidas mediante biotecnología (OGM).

La organización Greenpeace había advertido a la empresa y a las autoridades brasileñas sobre la posibilidad de que este cargamento pudiera tener OGMs, cosa que no se demostrado, pero que tampoco se ha podido demostrar que no era cierto. En Brasil no está permitida la importación y producción de OGMs. En la UE se pueden importar granos OGM de las variedades autorizadas (otras cosa es que el importador decida no comprarlas por su política comercial).

Como ya comentábamos en un artículo anterior, es prácticamente imposible técnicamente certificar mediante un análisis que un cargamento este libre de OGMs. Solamente es posible garantizar cierta ausencia de OGM si se ha hecho una separación clara desde el mismo origen del producto (cosa que tiene que creerse el comprador y que lo encarece considerablemente y que además tampoco garantiza una "pureza" 100% ya que puede haber polinizaciones de variedades OGM).

En Estados Unidos algunos operadores, no todos, pagan primas por variedades no-OGM. Sin embargo no es ese el principal coste añadido de garantizar los granos no-OGM sino el mantenerlos en toda la cadena de comercialización (silos, almacenes, barcos, puertos, camiones) separados de las variedades OGM.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.