18/10/99

Polémica publicación sobre un experimento con patatas OGM

 

The Lancet, una prestigiosa revista médica del Reino Unido, ha publicado un estudio sobre la alimentación de ratones con una variedad de patata modificada genéticamente mediante técnicas de ingeniería genética (OGM).

 

La investigación ha sido llevado a cabo, por separado, por dos científicos escoceses. La variedad de patatas en cuestión está modificada en el sentido de que produce en sus células una proteína llamada lectina, que tiene una forma de copo de nieve, que es un insecticida natural contra las plagas de la patata.

 

El experimento ha consistido en alimentar ratas con estas patatas, ya a otras con patatas normales, pero con la proteína lectina añadida.

 

Las conclusiones es que la dieta a base de patatas OGM afectó a los estómagos e intestinos de la ratas, afectando de forma negativa a los glóbulos blancos de la sangre, y que esto podría ser debido al material genético introducido, o al del vector utilizado en la operación de introducción del mismo (Si esto fuera así, la conclusión es que el aspecto deletéreo se podría achacar no a la proteína producida por el gen introducido, sino al gen mismo, o incluso al vector, lo que ampliaría el espectro de sospecha a todos los productos OGM que hubieran utilizado el mismo vector).

 

Parece ser que el científico de Aberdden (Arpad Pusztai), perdió su trabajo tras afirmar que las patatas transgénicas podrían afectar a los órganos y las sistema inmunológico de las ratas.

 

Por su parte la Royal Society, por medio de su presidente, el premio Nóbel Aarón Klug, ha atacado al artículo acusándolo de defectuoso y de contener conclusiones muy vagas e inciertas. "Es imposible concluir de los resultados del experimento, que los genes insertados en la patata, y mucho menos aún que el proceso de ingeniería genética para la modificación de plantas, en general, sea perjudicial para la salud humana".

 

Fuente: Financial Times y Elaboración propia