28/04/2003


 

Nota de ANTAMA

 

 Nuevos informes respaldan las perspectivas de coexistencia

de los cultivos MG

 

Bruselas, 25 de abril de 2003 - La organización británica del sector agrícola, SCIMAC, ha presentado esta mañana dos nuevos informes que suponen un gran impulso a las perspectivas de trabajar con cultivos MG y no MG a nivel práctico de finca. Ambos informes se han publicado con motivo de la mesa redonda celebrada en Bruselas (24 de abril), en la que las partes europeas interesadas se reunieron para discutir sobre coexistencia, o cómo lograr la producción de cultivos MG y no MG en una misma finca o en fincas cercanas.

 

El primer informe es una encuesta realizada entre todos los agricultores que participaron en los ensayos de cultivos MG en el Reino Unido durante los tres últimos años. Dicho estudio reveló que existen pocas dificultades prácticas a la hora de trabajar con cultivos MG y no MG, siguiendo las directrices de coexistencia. El segundo informe, una auditoria independiente llevada a cabo por agricultores supervisados por la consultoría ADAS Consulting Ltd, confirmó el alto grado de cumplimiento de estas directrices.  

 

El presidente de SCIMAC, Roger Turner,  dijo que "los resultados concluyentes de los agricultores del ensayo y de la auditoria son muy alentadores". "Por encima de todo, demuestran que las normas están basadas en procedimientos que a los agricultores les resultan familiares, y que no constituyen una gran diferencia respecto de las  mejores prácticas actuales del sector."

 

"Los controles a nivel de finca, llevados a cabo en el Reino Unido, han sido una oportunidad única de aplicar en Europa una serie de protocolos elaborados específicamente para permitir el acceso y la elección de la producción tanto de cultivos MG como de los no MG"

 

"Esta experiencia, en lo que supone sin lugar a dudas la mayor serie de ensayos de campo coordinados en el Reino Unido, demuestra claramente que el planteamiento de SCIMAC es factible en la práctica, seguro para la integridad de los cultivos GM y no GM, y capaz de ser auditado."

 

Los resultados científicos de los controles a nivel de finca (FSE) del Gobierno no serán publicados hasta finales de año. Sin embargo, los ensayos han proporcionado una oportunidad única de evaluar la aplicación de las directrices de SCIMAC, a nivel de ensayo, en más de 260 fincas repartidas por todo el Reino Unido. 

 

La inmensa mayoría de los agricultores consideró que las directrices ofrecían una base eficaz y práctica para lograr la coexistencia, en condiciones de cultivo normales. La realización de los ensayos no provocó la pérdida del estatus de no-MG o de biológico, un logro que SCIMAC intentará potenciar. 

 

Los agricultores que participaron en la encuesta también aprobaron en su inmensa mayoría el resultado de esta tecnología; un 95% afirmó que sembrarían cultivos MG en sus campos si éstos estuvieran disponibles en el mercado. Las dos ventajas de los cultivos MG que más citaron los agricultores fueron:

§       La posibilidad de reducir los tratamientos y las labores.

§       La menor dependencia de los herbicidas residuales

 

Otros beneficios mencionados fueron:

§       Mayor facilidad y flexibilidad en el manejo del cultivo

§       Un mayor control de las malas hierbas.

 

Los informes de los agricultores del ensayo sugieren que la inmensa mayoría (un 94%) consideró que las directrices de SCIMAC eran muy claras, o bastante claras para seguirlas. Aunque los agricultores se encontraron con un mayor número de requisitos para el registro de datos y para la separación, el consenso general fue que las directrices ofrecían una base práctica para lograr la coexistencia entre los cultivos en una misma finca (un 97% de los agricultores) o entre fincas cercanas (un 91% de los agricultores). 

 

La auditoría independiente, que consistió en controles in situ en la finca y en controles telefónicos, se centró en ocho aspectos cruciales durante todo el proceso de producción, desde el almacenamiento de la semilla y la siembra hasta las distancias de separación, los procedimientos de cosecha y el registro de datos. 

 

ADAS confirmó que no se produjeron incidentes por incumplimiento de estos puntos cruciales durante los tres años que duraron los ensayos, desde el año 2000 hasta el 2002. Sin embargo, su informe detectó pequeños defectos administrativos en la documentación y en el registro de datos. Esta información se incluirá en la revisión que se está llevando a cabo de las directrices y de su aplicación.    

 

Los agricultores hicieron algunas sugerencias, la mayoría ofreciendo alternativas para simplificar las directrices, tener en cuenta las variaciones regionales o los cultivos específicos y reducir el papeleo.

 

"En el Reino Unido no se ha autorizado todavía ningún cultivo para su uso comercial", dijo Turner. "A estas alturas, nuestro objetivo es implantar un sistema que permita que los cultivos MG coexistan con otros sistemas de producción. Queda mucho por hacer, pero hemos realizado grandes progresos hacia este fin."

 

Los resultados completos de la encuesta y del informe de la auditoría están disponibles en www.scimac.org.uk.

 

 

 

Notas a los Editores

1.        La Iniciativa de la Cadena de Suministro de los Cultivos Agrícolas Modificados (SCIMAC) es una asociación de organizaciones del sector que representa a los agricultores, a los obtentores y comerciantes de semillas, y a las compañías biotecnológicas. Sus miembros comparten un compromiso de introducir, en el Reino Unido, los cultivos MG  de una forma abierta, responsable y eficaz.

 

2.        Los miembros de SCIMAC son: el Gremio Nacional de Agricultores (National Farmers Union), La Asociación Británica de Obtentores de Semillas (British Society of Plant Breeders), la Asociación para la Protección de los Cultivos (Crop Protection Association), la Asociación para el Comercio de Suministros Agrícolas del Reino Unido (UK Agricultural Supply Trade Association), y la Asociación Británica de Productores de Semillas de Caña de Azúcar (British Sugar Beet Seed Producers Association).

3.        SCIMAC ha desarrollado un programa de gestión para introducir los cultivos MG en el Reino Unido. Los objetivos fundamentales de este Código de Prácticas son preservar la integridad de los cultivos MG, permitiendo de este modo que el consumidor pueda elegir, y garantizar la introducción de los cultivos MG en la agricultura del Reino Unido, siguiendo las directrices de las buenas prácticas.

4.        SCIMAC llevó a cabo una encuesta, entre diciembre de 2002 y enero de 2003,  entre todos los agricultores que participaron en los Controles a nivel de finca. El 72% de los agricultores, que representa un 74% de fincas de ensayo, respondió a dicha encuesta. Las respuestas se repartieron uniformemente entre los tipos de cultivo FSE.

 

5.        El objetivo del programa gubernamental de evaluación a nivel de finca es evaluar los efectos de los cultivos MG tolerantes a los herbicidas, comparándolos con las prácticas agrícolas actuales.

6.        Las directrices de SCIMAC se basan en los principios existentes de buenas prácticas agrícolas, y refleja  fielmente el sistema de eficacia probada, aplicado desde hace más de 30 años, para controlar la producción de cultivos de semillas certificadas. Se cubren todos los aspectos del funcionamiento de una finca: desde el almacenamiento de las semillas, a los procedimientos de siembra y las distancias entre cultivos, los procedimientos de cosecha, la gestión tras la cosecha y el registro de datos.

7.        Un Comité de Dirección Científico independiente, compuesto por representantes del organismo Naturaleza Inglesa (English Nature), la Asociación Británica para la Protección de las Aves (RSPB) y la Fundación para la Conservación de la Caza (Game Conservancy Trust) supervisa este programa.

8.        Un consorcio de organizaciones de investigación independientes, dirigida por el Centro para la Ecología y la Hidrología (Centre for Ecology and Hydrology) realiza el control ecológico.  En este consorcio participan también algunos científicos del Instituto para la Investigación de Tierras de Cultivo (Institute of Arable Crop Research) y el Instituto Escocés de Investigación para el Cultivo (Scottish Crop Research Institute).

9.        El papel fundamental de SCIMAC en el programa gubernamental de evaluación a nivel de finca es el de identificar las posibles fincas para la evaluación y la selección finales que realizará el Comité de Dirección Científico (Scientific Steering Committee).

10.    Las fincas seleccionadas pretenden ser una representación de cada tipo de cultivo en términos de situación geográfica y tipo de finca. El tamaño de las fincas varía generalmente entre 2 y 10 hectáreas. En noviembre de 2002, el Comité de Dirección Científico (Scientific Steering Committee) confirmó que contaba con el número de fincas y los datos necesarios para cumplir con los requerimientos científicos del programa para los cultivos sembrados en primavera (colza, remolacha y maíz). Actualmente se están llevando a cabo 18 ensayos con colza sembrados en otoño.

11.    La consultoría ADAS Consulting Ltd ofrece a los agricultores y al sector agrícola servicios independientes e imparciales.  ADAS tiene un historial de éxitos en el desarrollo de protocolos para el cultivo y en auditoría.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.