16/06/00

Nuevas variedades de almortas que no provocan latirismo

Un equipo internacional de investigadores del ICARDA anuncia hoy la obtención, mediante métodos de mejora genética, de variedades de almortas (Lahyrus) con bajo contenido en toxinas, que pueden ser consumidas sin temor a sus efectos secundarios.

Las almortas son una leguminosa muy resistente a la sequía, que normalmente se destina a alimentación animal y que también se usa en alimentación humana en pequeñas cantidades. En España hay un plato típico, las gachas, que se hace con harina de almortas. Sin embargo,  en las zonas mas pobres del planeta, especialmente las afectadas por sequías, constituye un importante alimento para la población por su alto contenido en proteína. El grave inconveniente de esta planta es que contiene de forma natural una sustancia tóxica (neurotoxina) que hace que su consumo reiterado produzca una grave enfermedad (latirismo) que llega a provocar parálisis musculares irreversibles e incluso la muerte. la incidencia del latirismo ha aumentado en los últimos meses por el incremento de la sequía en grandes áreas de África y Asia. Se calcula que en estos momentos hay unas 100.000 personas en países en desarrollo afectadas por latirismo (fundamentalmente Etopía, India, Irak y Pakistán).

El latirismo es muy conocido en España ya que se produjeron numerosos casos en los años de la postguerra civil, en la que hubo una gran escasez de alimentos y se consumía mucha harina de almortas en forma de gachas. 

Las nuevas variedades contienen solamente la quinta parte de toxina que las variedades usuales y se considera que no constituyen riesgo para la salud, a la vez que mantienen la resistencia a la sequía. La técnica que se ha empleado para estos trabajos es conocida como variación somoclonal, que fuerza a la planta a expresar genes que normalmente permanecen inactivos

El ICARDA es el centro internacional de investigación de la agricultura de zonas áridas, con sede en Alepo (Siria). Los fondos para la investigación fueron proporcionados por el departamento de Desarrollo Internacional del Reino unido (DFID) y por el Grupo Consultivo de Internacional de Investigación Agraria (CGIAR), un consorcio internacional de entidades donantes, publicas y privadas, dedicado en gran medida a la mejora genética vegeral orientada hacia los países en desarrollo.

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.