25/05/00

Novartis anuncia una técnica para marcar genes que no utiliza antibióticos.

Esta nueva técnica, llamada Positech, se ha utilizado ya en programas de obtención vegetal , y en los próximos meses se podrían registrar nuevas variedades en las que se ha utilizado la nueva técnica.

Novartis ha anunciado también que pondrá esta tecnología a disposición de las entidades interesadas mediante un procedimiento de licencias de uso. De hecho ya se han cedido los derechos de utilizar Positech a mas de 100 instituciones académicas o compañías de investigación. Se cederá el uso de forma gratuita a trabajos en la agricultura de subsistencia de los países en desarrollo en los que existan normas para salvaguardar la salud de los consumidores y el medio ambiente.

Los genes marcadores son los que se utilizan para saber si el gen que interesa transferir al vector, una bacteria noemalmente, ha sido adquirido. El procedimiento usual hasta ahora era ligar el gen interesante para la planta (resistencia a insectos, a herbicidas, de producir vitaminas o el carácter que sea) a un gen de resistencia a un antibiótico por ejemplo ampicilina). Una vez hecho el proceso, que es extremadamente ineficaz, ya que muy pocas bacterias adquieren el gen, se aplica el antibiótico y todas las bacterias que no lo hayan cogido mueren, y las que quedan son las que tienen el gen y las que se usan para transferirlo a la planta.

El problema es que el gen marcador, el de resistencia al antibiótico, también se transfiere a la planta y podría pensarse que existe la posibilidad de que al entrar los productos procedentes de la planta en la cadena alimentaria, bacterias patógenas del entorno pudieran adquirir a su vez el gen por el proceso inverso, haciendo ineficaz al antibiótico para la lucha contra las enfermedades.

El nuevo método consiste en un gen que permite a la bacteria alimentarse de un azúcar simple (manosa), que identificaría a la bacteria por ser capaz de sobrevivir en un medio en que solo hubiera este azúcar.

El problema de la cada vez mayor resistencia de las bacterias a los antibióticos es de gran actualidad, pero no por los riesgos de los OGM, que se basan en hipótesis, sino por la comprobada selección de las bacterias que provoca el mismo uso y, en ocasiones el abuso, de los antibióticos en la salud humana y animal. De hecho resistencias a antibióticos de las que se usan en las transferencias de genes de las variedades OGM están ya ampliamente difundidas en el medio ambiente por este hecho.

El Parlamento Europeo dictaminó recientemente que las variedades OGM que tuvieran genes de resistentes a antibióticos deberían desaparecer en el año 2.005.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.