27/09/99

Muy pocos operadores están separando los cereales y soja OGM en Estados Unidos

 

Según Spark Companies, solamente un 8% de los operadores están separando los granos de soja "genéticamente modificada" (OGM ) de la no OGM, y sólo un 11% de los operadores estarían separando el maíz OGM del no OGM, en la recolección de granos que está en pleno apogeo en el Medio Oeste de los Estados Unidos, en estas fechas.

 

Según una encuesta realizada a mas de 100 comerciantes, la mayoría  declaran que compran sin mas, y no preguntan si los granos son o no son OGM.

 

Solamente un pequeño porcentaje de los operadores que preguntan sobre la "pureza" genética  del maíz o soja están pagando un sobreprecio.

 

Gran parte de la cosecha norteamericana tiene como destino Europa, donde existe una gran confusión legislativa respecto a los OGM. Hay una moratoria de facto para la aprobación de nuevas variedades. Existe una directiva sobre etiquetado que no está traspuesta a niveles nacionales y, en fin, una guerra mediática entre diferentes bandos en pro y en contra de los OGM.

 

Por otra parte, la administración norteamericana ha rechazado recientemente la posibilidad de establecer unas normas respecto etiquetar sus OGMs con vistas a la exportación. Actualmente, la autoridad responsable de la sanidad de los alimentos (la Food and Drugs Administration; FDA) exige etiquetado a los OGM solamente en el caso de que el contenido nutricional del producto haya cambiado o se haya introducido algún posible factor productor de alergias, casos que prácticamente no se dan nunca, ya que lo normal es que no existan diferencias significativas entre el mismo producto OGM y no OGM.