14/09/01

 

 

Moderna biotecnología para acelerar la mejora genética clásica

 

 

Uno de los principales inconvenientes de los procesos de mejora genética clásicos es que hacen falta muchas generaciones para determinar cuales son las plantas que tienen las características que se desean obtener. Esto significa procesos muy dilatados en el tiempo, grandes inversiones y largos plazos de retorno de las mismas.

 

Una de las causas de esta lentitud es que hasta ahora no se podía saber sabe más que por la expresión de los genes (expresión fenotípica o fenotipo) cuales son las plantas que tienene las características deseadas. Sin embargo, muchas plantas pueden tener los genes en cuestión y no expresarlos en una generación determinada, y a veces es complejo relacionar el fenotipo con los genes (el genotipo), sobre todo cuando se trata de caracteres cuantitativos.

 

El proceso de mejora clásico se vería muy facilitado y acelerado si se pudiera mirar directamente en los genes de la planta en lugar de a las características visibles y medibles de planta misma (fenotipo), que puede expresar o no (o hacerlo parcialmente) sus propios genes.

 

La moderna tecnología genética se puede utilizar ya no solamente para producir de una forma rápida variedades con nuevas características, sino también para acelerar los procesos de mejora genética clásicos reduciendo su duración y coste y aumentando la eficacia de la selección

 

El Servicio de Investigación agraria de EEUU (ARS) acaba de informar de un ejemplo de este caso; Tras 15 años de trabajo se ha consiguió una línea pura de maíz, Mo47, resistente al taladro de primera y segunda generación (que se alimente de hojas o que hace túneles en el maíz). El taladro causa solo en EEUU daños del orden de 1.000 millones de dólares al año.

 

Científicos del ARS en Columbia y Missouri han conseguido en tres años identificar cuales son concretamente diversos genes responsables de esta resistencia. A partir de ahora se podrá obtener nuevas líneas puras de maíz que la incorporen mediante un proceso de selección por marcadores de DNA, que utilizará como criterio no el que las plantas muestren resistencia visible al taladro, sino las que tengan los genes concretos, lo que permitirá un proceso de selección mucho mas rápido. De hecho se podrá incluso seleccionar la resistencia a taladro en campos que no tengan taladro, algo impensable hasta ahora.

 

Esta técnica es particularmente útil cuando se trata de características gobernadas por múltiples genes que tienen efectos acumulativos. En el caso de la Mo47 se han encontrado 9 localizaciones (Quantitative Trait Loci; QLT) en 6 cromosomas asociados a la resistencia a la primera generación del taladro, y siete QTL asociados a la segunda generación. En una mejora clásica habría que seguir el método mucho mas farragoso e ineficaz de, en campos infectados, localizar visualmente que plantas resisten el taladro y hasta que punto, mientras que con la nueva técnica se mira directamente que plantas tienen los genes de la resistencia al taladro

 

 http://www.ars.usda.gov/is/pr/2001/010912.htm

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.