12/09/02

Mientras algunos países africanos rechazan la ayuda alimentaria con OGM, Kenia investiga en biotecnología de uso agrario

 

El Centro de Investigación Agraria de Kenia (KARI) en colaboración con el Centro Mundial de Mejora del Maíz y Trigo (CIMMYT) están trabajando desde hace tiempo en la obtención de variedades de maíz resistentes a insectos, adaptados a las condiciones de África.

 

La principal plaga que afecta a los maíces en el sur de África y a la que se pretende combatir preferentemente es el taladro africano, Bisseola fusca, que causa importantes daños en los cultivos.

 

El objetivo de la investigación es conseguir maíces que además de la resistencia a los insectos la tengan también a la sequía y que además crezcan con aportes bajos de nitrógeno. Para este programa de mejora se están buscando los genes apropiados, encontrándose una resistencia al barrenador africano apropiada en las actuales plantas OGM resistentes a insectos (maíces Bt).

 

El maíz de consumo humano directo es un cultivo básico para la alimentación en África austral.

 

Otras líneas de investigación de Kenia que utilizan los aportes de biotecnología son patatas dulces OGM resistentes a virosis y maíz OGM resistente a un herbicida aplicado a las semillas para la lucha contra la Striga, una planta parásita que causa enormes pérdidas de cosecha.

 

http://www.kari.org/

 

http://www.cimmyt.org/

 

http://www.nytimes.com/2002/09/08/international/africa/08KENY.html

 

 

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.