27/02/01

Nota de la Comisión

Microorganismos genéticamente modificados: la Comisión actúa contra 10 Estados miembros

Bruselas, 26 febrero 2001. La Comisión Europea ha decidido enviar dictámenes motivados (segundas cartas de apercibimiento) a Francia, Luxemburgo, Bélgica, Alemania, Italia, Reino Unido, Irlanda, Grecia, España y Austria por incumplimiento de la obligación de comunicar la normativa de aplicación de la Directiva sobre la utilización en laboratorio de los microorganismos genéticamente modificados. Al comentar esta decisión la Comisaria de medio ambiente, Margot Wallström manifestó: "Lamento que, transcurridos más de seis meses desde el plazo fijado, tantos Estados miembros no hayan cumplido aún esta importante Directiva".

La Directiva del Consejo 98/81/CE sobre la utilización confinada de microorganismos genéticamente modificados modifica sustancialmente la Directiva de base (Directiva del Consejo 90/219/EEC), actualiza la antigua Directiva y la adapta a los avances en el conocimiento de la tecnología que se han producido desde su adopción en 1990. Pretende adaptar la legislación a la práctica internacional actual y su objetivo principal es poner los procedimientos administrativos y requisitos de notificación en estrecha relación con el riesgo real de las actividades de que se trata. Por otra parte, amplía la orientación sobre las medidas de confinamiento y control que deberán aplicarse para proteger la salud humana y el medio ambiente e introduce más flexibilidad para una adaptación más fácil al futuro progreso técnico. La legislación nacional de transposición debería haberse adoptado y comunicado a la Comisión el 5 de junio de 2000, a más tardar.

Ninguno de los Estados miembros mencionados ha notificado la legislación de aplicación en el plazo fijado por la Directiva, por lo que el 8 de agosto de 2000 se les envió a cada uno de ellos una carta de emplazamiento formal (primera carta de apercibimiento), en la que se les concedía 2 meses de plazo para presentar sus observaciones.

Alemania contestó que preveía la publicación de una ley de aplicación de la Directiva en julio de 2001 y la adopción de reglamentos de aplicación en enero de 2002. España contestó que estaba preparando el texto de aplicación. Sin embargo, el texto adoptado no fue transmitido a la Comisión. Austria contestó a la carta de emplazamiento manifestando que la legislación existente ya notificada a la Comisión en 1995 cubría parte de los requisitos de la Directiva. Sin embargo, aún se estaban preparando instrumentos legales para rellenar los huecos. El Reino Unido respondió enviando la legislación de aplicación para Gran Bretaña (es decir, Inglaterra, Gales y Escocia). Sin embargo no se comunicó ningún texto para el resto de su territorio (es decir, Irlanda del Norte y Gibraltar). Irlanda contestó enviando un borrador de texto de aplicación. Sin embargo, este texto aún debe aprobarse y comunicarse formalmente, por lo que sigue habiendo infracción. Francia, Luxemburgo, Bélgica, Italia y Grecia no contestaron.

Dado que los diez Estados miembros mencionados no han garantizado aún la plena aplicación de la Directiva sobre la utilización confinada de microorganismos modificados genéticamente, se ha decidido enviar a cada uno de ellos un dictamen motivado (segunda carta de apercibimiento). Los dictámenes motivados conceden a cada uno de los Estados miembros dos meses para adoptar las medidas necesarias para cumplir sus obligaciones con arreglo a la Directiva.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.