28/05/01

Más consumo humano de soja en EEUU; más consumo humano de OGM

 En EEUU está cada vez más de moda comer productos de soja. El consumo humano de soja viene creciendo desde hace un par de años, cuando agencias gubernamentales e instituciones médicas divulgaran los beneficios de la soja para la salud; menor riesgo de enfermedades coronarias y protección contra el cáncer de mama, la osteoporosis y los trastornos de la menopausia.

 También ha contribuido a ello la gran diversidad de productos que se pueden hacer con soja, aparte de los típicos de la cocina oriental como salsa, miso, brotes o tofu, ya que también son hoy en día comunes las salchichas, hamburguesas o leche de soja.

 http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?file=/chronicle/archive/2001/05/23/FD155607.DTL

 En Europa, la mayor parte de los productos de soja son “de herbolario” y suelen ser certificados como bio. Sin embargo, en EEUU los productos de soja son mucho más comunes de encontrar en los supermercados y no hay obligación alguna de etiquetar los que contienen OGM.

 La curiosa consecuencia de este hecho es que como el principal producto transgénico es precisamente la soja (esta campaña un 63% de la superficie de soja de EEUU es OGM), el incremento del consumo humano de soja se traduce, tratándose de EEUU, en un incremento en el consumo humano directo de transgénicos.

 Mientras en Europa se está discutiendo si hay que etiquetar o no las carnes  o productos de los animales que haya comido OGM, por motivos de seguridad alimentaria; en EEUU muchas personas se están comiendo directamente la soja OGM por ser un producto beneficioso para la salud.

 Aquí hay algo que no cuadra, salvo que norteamericanos y europeos sean especies biológicas distintas.

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.