02/09/00

Más Bt, más mariposas monarcas

El Dr.Val Giddings, de la organización BIO, que agrupa a las empresas de biotecnología de EEUU, ha sugerido algo muy interesante sobre la polémica de la mariposa monarca y los maíces Bt. Si los maíces Bt son malos para las monarcas, alguna correlación debería haber entre la superficie plantada de maíz Bt y población de monarcas.

En EEUU existe un observatorio de la mariposa Monarca el Monarchwatch (http://www.monarchwatch.org/) , patrocinado por los departamentos de entomología y ecología de las Universidades de Kansas y Minessota. El observatorio cuenta con numerosos colaboradores que observan en campo las poblaciones y actividades de las mariposas monarcas.

Pues bien, según los datos del Monarchwatch del año 1999, año en que la siembra de maíz Bt aumentó un 40% en EEUU respecto a 1988, la población de mariposas monarca aumentó un 30%, lo que no se corresponde en absoluto con un supuesto efecto dañino sobre estos insectos.

La polémica de los efectos sobre el polen de maíz Bt sobre las mariposas monarca (un insecto especialmente vistoso) se ha utilizado frecuentemente en los medios por parte de las organizaciones ecologistas como un argumento en contra de los maíces Bt, y por extensión contra los transgénicos en general.

Los experimentos realizados hasta ahora se basan en dar de comer a las orugas hojas de lechetrezna (su alimento natural, que en ocasiones puede estar cerca de un campo de maíz; impregnadas de polen de maíz Bt). Estos experimentos sacan la conclusión (nada sorprendente por otra parte) que ésta alimentación es mala para las orugas, y de ahí muchos concluyen la nocividad para la mariposa del maíz Bt, y, haciendo una gran extensión conceptual, la nocividad de todos los transgénicos para el medio ambiente.

Este tipo de experimento no tienen, sin embargo, en cuenta que las monarcas se alimentan de plantas que pueden estar mas cerca o mas lejos de los campos de maíz y que el insecticida que se aplica al maíz en ausencia de la característica de resistencia genética, es obviamente nocivo para las monarcas y para todo tipo de insecto que entre en contacto con el mismo.

Un reciente informe de la Agencia de protección del Medio Ambiente (EPA) emitido para discusión pública concluye que la característica Bt de las plantas cultivadas es beneficiosa para el medio ambiente por el menor uso de pesticidas que supone.

www.epa.gov/scipoly/sap/2000/october/brad1_execsum_overview.pdf


Las variedades Bt son aquellas que tienen incorporadas genes procedentes de la bacteria del suelo Bacilllus Thuringensis (Bt), para la producción de una toxina que ataca a los insectos que consumen la planta. Esta toxina es inocua para mamíferos, aves y peces (AAA) y está considerada como un insecticida ecológico cuando se usa en pulverización. La utilización de variedades Bt reduce de forma considerable el uso de pesticidas químicos.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.