24/10/02

Nota de Monsanto

 

Los entomólogos europeos a favor de la comercialización del maíz Bt

 

Según las conclusiones extraídas de su VII Congreso, el maíz Bt aporta considerables beneficios tanto económicos como para la salud.

 

Madrid, 23 de octubre de 2002.- Se acaba de clausurar el VII Congreso Europeo de Entomología donde el análisis de la repercusión de los cultivos Bt en el medio ambiente ha sido uno de los temas centrales. En este sentido, y de acuerdo a las conclusiones extraídas del Congreso, todos los expertos allí reunidos concluyeron que el maíz Bt reporta grandes beneficios no sólo a los agricultores, sino también al medio ambiente.

 

Los científicos señalaron que gracias a la utilización de estos cultivos se han reducido las plagas de taladros, lo que incrementa considerablemente el beneficio económico del agricultor. Otro de los aspectos que convinieron en destacar es la capacidad de estos organismos para reducir las micotoxinas, aumentando así, la seguridad alimentaria de los alimentos elaborados con estos productos.

 

Por último, los entomólogos europeos resaltaron la importante reducción en la utilización de productos fitosanitarios que ha realizado los agricultores que han decidido cultivar estos productos.

 

Estos y otros aspectos de los cultivos Bt han hecho que los Profesor Philipos Ioannidis y Klaus H. Hoffman, Presidente y Vicepresidente del Consejo del VII Congreso Europeo respectivamente, en representación de toda la comunidad entomóloga europea, recomienden y urjan a las autoridades competentes a permitir el uso comercial de estas variedades en Europa.

 

En relación con los resultados obtenidos en España, según señala Jaime Costa, Director Técnico de Monsanto “después de 5 años de cultivo comercial de la primera variedad de maíz-Bt, el seguimiento realizado por varios científicos independientes no ha encontrado efectos sobre el medio ambiente diferentes de los observados con variedades convencionales”.

 

Información Complementaria

 

En la actualidad, existen varios grupos comerciales de cultivos genéticamente modificados: los tolerantes a herbicidas y los resistentes a insectos, también denominados cultivos Bt.  Estos últimos, que deben su nombre a la  bacteria Bacillus thuringiensis, son capaces de expresar por la proteína Bt, lo que les confiere resistencia a las larvas de diferentes lepidópteros como el taladro del maíz. Hay dos modificaciones genéticas de este tipo autorizadas para su cultivo y consumo en la Unión Europea, que pueden encontrarse en centenares de variedades comerciales en EE.UU., aunque en España solo se cultiva desde 1998 una sola variedad de la primera modificación autorizada.

 

Además de las ventajas ya comentadas de este cultivo, el maíz Bt permite a los productores:

 

-Reducir los costes por la compra de productos fitosanitarios

-Obtener mayores cosechas como consecuencia de un control de plagas más eficiente

-Reducir los costes de gasoil y energía por cada Tm de maíz producida.

-Disfrutar de mayor flexibilidad a la hora de la realizar las aplicaciones de fitosanitarios

-Tener una menor exposición a los productos fitosanitarios

 

Por su parte, la sociedad y el medio ambiente también se ven beneficiados por el cultivo de las plantas Bt, ya que:

 

         -No afectan a la biodiversidad de la fauna y flora

-Disminuye la exposición a los efectos de las fumigaciones, y por tanto,

-Mejoran la calidad del suelo y agua debido a la reducción de los residuos de estos productos

-El maíz Bt puede reducir la presencia de micotoxinas

-Los cultivos tolerantes a herbicidas reducen las emisiones de CO2, permiten un mejor control de la erosión y ayudan a preservar la estructura y nutrientes del suelo cuando se utilizan en combinación con técnicas de agricultura de conservación o mínimo laboreo.

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.