12/11/01

 

Libro sobre el Principio de Precaución

 

El profesor Indur M. Goklany, ha publicado un libro titulado: Principio de Precaución; Una aproximación crítica sobre los riesgos medioambientales”, en el que se desarrollan los conceptos de riesgo y seguridad referidos al medio ambiente y a la alimentación.

 

http://www.cato.org/cgi-bin/Web_store/web_store.cgi?page=precprinciple.html&cart_id=

 

El llamado Principio de Precaución es esgrimido muy a menudo, y sobre todo en la Unión Europea, con motivaciones políticas, sin tener a menudo idea de lo que significan los conceptos básicos de riesgo y seguridad, y se utiliza para justificar políticas que controlen o prohíban cualquier innovación que no pueda demostrar que no es un riesgo en sí misma.

 

Nadie puede estar seguro que no se va a morir en los cinco minutos siguientes. En la UE proliferan las granjas de avestruces, sin que se hayan hecho estudios que demuestren que el consumo de carne por europeos y la cría de avestruz en Europa sean inocuos para el consumidor y el medio ambiente. Lo mismo con multitud de productos exóticos como el cocodrilo, canguro, papaya etc.

 

¿Se puede justificar todo en nombre de una pretendida seguridad absoluta?. La utilización en contra de la innovación del Principio de precaución, cuando existen razones apriorísticas de otro tipo en contra de la misma, es muy simple, ya que es literalmente imposible demostrar la inocuidad de ninguna cosa, solo es cuestión de elevar el listón de la seguridad requerida. ¿Qué los estudios demuestran que en los ensayos realizados no hay pruebas de que el maíz Starlink causen alergias en humanos?. Eso no demuestra la inocuidad, hay que hacer más pruebas, con mas muestras, en más países. Nunca se puede asegurar la seguridad absoluta, solo una seguridad razonable, y siempre en nombre de este Principio, llevado de forma extremista, se puede pedir una moratoria de cualquier innovación de forma indefinida. El Principio de Precaución es un comodín ideal para tratar de ejercer un derecho de veto y hacer política, y más en lugares como en la UE donde está exacerbada la histeria alimentaria.

 

En el libro de Goklany se muestra que el uso abusivo del Principio de Precacución para justificar políticas podría ser contraproducente porque ignora los posibles problemas que las mismas políticas basadas en este Principio podrían crear o prolongar.  

 

El Principio de Precaución no proporciona un método para resolver los problemas existentes. No se trata de que no haya que tener cautela y ser precavido con las innovaciones, sino de determinar hasta que punto la misma precaución es razonable y no es más arriesgado el mantenerse en una postura conservadora que adoptar la innovación. En definitiva, de separar la verdadera protección de la salud y del medio ambiente del hacer política con estos temas.

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.