01/10/2002

Nota de Europabio

 

Las cosechas modificadas genéticamente benefician a los pequeños agricultores en España

 

El maíz BT que se comercializa no supone ningún problema para la alimentación ni para la cadena alimentaria

 

Bruselas, 27 de septiembre de 2002: En un estudio publicado hoy, la consultora Brookes West indica que los pequeños agricultores del Noreste de España están obteniendo mayor producción, mejor calidad y mayor beneficio gracias al cultivo de maíz modificado genéticamente (maíz Bt). El maíz Bt protege la cosecha del ataque del Taladro (European Corn Borer - ECB), que puede provocar pérdidas de producción del 15% o más.

 

Los agricultores españoles,  al igual que otros agricultores del sur de Europa, han sufrido el ECB durante varias generaciones. Pero actualmente España es el único país de la Unión Europea donde se cultivan para su comercialización maíces modificados genéticamente, y por tanto es el más interesado en los beneficios que el maíz Bt ofrece.

 

La mayoría de los agricultores españoles no emplea ningún método activo de tratamiento para combatir esta plaga. Esto es debido principalmente a que el daño de la larva está oculto, las grandes plagas son impredecibles, inspeccionar los campos múltiples veces durante el verano conlleva tiempo y conocimientos, la dificultad del ritmo de fumigación y los altos costes que implica el tratamiento. El maíz modificado genéticamente resistente a los insectos proporciona una nueva herramienta de gestión a todos los productores de maíz para incrementar la producción allí donde el ECB es un problema.

 

El tamaño medio de los cultivos en el Noreste de España es solo 50 hectáreas, estando el maíz cultivado solamente en parte de ese área. En media, estos agricultores a pequeña escala reciben unos ingresos adicionales de 150 € (por hectárea) comparado con el cultivo convencional de maíz. Su buena acogida del maíz modificado genéticamente confirma que esta tecnología beneficia el cultivo a cualquier escala.

 

Graham Brookes, autor de este informe, dijo que “Mucha gente no sabe que las cosechas modificadas genéticamente están siendo cultivadas con éxito en la Unión Europea”. En esta región del Noreste de España se han cultivado más de 20.000 hectáreas de maíz Bt cada año desde 1998. Esto representa mas del 4% del total de la cosecha de maíz en España, y se estima que podría aumentar al 36% si la característica Bt estuviera disponible en todas las principales variedades de maíz.

 

Otra conclusión importante es que los agricultores locales no tienen problema a la hora de vender su cosecha a través de los canales normales a la industria de alimentación animal. De hecho, muchos integrantes de la cadena alimentaria lo consideran de mayor calidad, ya que al  tener menos daño producido por insectos produce menores niveles de micotoxinas (sustancias tóxicas producidas por ciertos mohos).

 

 

RESUMEN

Informe sobre el maíz Bt en España

 

Esta publicación examina el impacto a nivel de fincas ocasionado por el uso de este maíz Bt resistente a insectos en España.

 

Producción de maíz en España, problemas del taladro del maíz y medidas de control convencionales

En el 2001/02, en España se sembraron 485.000 hectáreas con maíz para grano (el 11% del total sembrado en la U.E.). El 90% se riega. Se sembró maíz Bt en 20.000-25.000 hectáreas (desde 1998 no se ha sembrado más superficie por haberlo acordado voluntariamente el productor de semilla Syngenta). El maíz Bt se encuentra fundamentalmente en las provincias de Huesca, Zaragoza y Lleida.

La presión anual ejercida por el taladro del maíz en las principales regiones productoras de maíz Bt es media o alta (puede que sobre una cuarta parte del maíz español se encuentre en regiones de presión alta, y el 40% en zonas de presión media).

En el 6-20% de la superficie cultivada con maíz, los ataques del taladro se controlan con tratamientos insecticidas aplicados en el agua de riego (sólo el clorpirifos) o mediante pulverizaciones aéreas (con avionetas). El coste medio del tratamiento es de 18-24 €/ha tratada por el agua de riego y de 36-42 €/ha tratada por vía aérea.

En la mayor parte de las zonas de España en las que se cultiva maíz (encontrándose el 35-54% de las cuales en zonas en las que no se utiliza maíz Bt y que presentan una presión de taladro de media a baja, y el 25% en regiones con niveles de infestación bajos) no se trata de forma activa el ataque del taladro. Esto se debe principalmente a: la naturaleza variable del ataque de esta plaga, que es función de la época del año y del lugar de aparición lo que hace necesaria la difícil tarea de ajustar la fecha de pulverización (2-3 días tras la eclosión de los huevos), el que los huevos eclosionen a lo largo de tres semanas mientras que los insecticidas sólo son eficaces durante unos pocos días, el que los tratamientos no sean muy eficaces una vez que el taladro ya se encuentra dentro del tallo, el no conocer el grado del daño, y el elevado coste del tratamiento.

Se calcula que, el taladro del maíz ocasiona la pérdida del 15% de la cosecha en algunas regiones en las que la presión del taladro es alta y no se utilizan insecticidas para combatirlo, y el 10% en aquellas en las que sí se utilizan insecticidas aunque no en el momento óptimo. Es probable que las pérdidas a nivel nacional sean inferiores y oscilen entre el 5-7%.


Impacto ocasionado por el uso del maíz Bt

El coste de la semilla del maíz Bt respecto a las alternativas comparables es de 18-31 €/ha, aunque para la mayor parte de los usuarios que obtienen sus semillas en las cooperativas el valor 18 €/ha es el más real.

Como el daño que puede producir el taladro en la cosecha depende del lugar, el año, los factores climáticos, el momento de la siembra, si se utilizan o no insecticidas, el momento en el que se aplican éstos, el beneficio que proporciona la siembra de maíz Bt en el rendimiento también varía. En la zona de Huesca, en la que suelen producirse niveles de infestación altos, se calcula que este beneficio es del 10% (es decir, 1 tonelada/hectárea, considerando un rendimiento de 10 toneladas/ha) allí donde se daban tratamientos insecticidas y del 15% donde no se daban. Otros estudios llevados a cabo en varias regiones, aunque sólo hasta 1997, estiman que la media de esta mejora es del 6,3% (oscilando entre el 2,9 y el 12,9%), mientras que en algunas zonas en las que el ataque de la plaga es bajo/medio la media de la mejora del rendimiento a lo largo de los últimos cuatro años es aproximadamente del 1%.

El impacto en los costes derivado del uso del maíz Bt es de +18,5 €/ha, por la compra de la semilla Bt y de –24 a 102€/ha por el ahorro que supone no tener que dar tratamientos contra el taladro y, en algunos casos, no tener que dar tratamientos contra ácaros (algunos agricultores piensan que el uso de insecticidas para el control del taladro ha eliminado insectos beneficiosos). Allí donde no se utilizaban insecticidas en el cultivo convencional, el impacto de este elemento en el coste es cero. Además, se ahorran algunos costes marginales relacionados con la mano de obra/tiempo de controlar y vigilar el cultivo o aplicar algunos insecticidas por el agua de riego.

 

El impacto en la rentabilidad para los agricultores de Huesca derivado del uso del maíz Bt es:

 

Ø       En la región de Sariñena (una zona de elevada infestación de taladro) el balance positivo en los márgenes derivado del uso del maíz Bt ha oscilado entre +67 y +329,5€/ha (media de 146,5€/ha). Referido al margen bruto del maíz cultivado en esta región, esto equivale a una mejora que oscila entre +5,5 y +32,4% (media de 12,9%). Esta mejora en la rentabilidad compensaría el efecto adverso que podrían tener en los márgenes del cultivo del maíz las Propuestas de Revisión a Medio Plazo de la Comisión de la U.E.;

Ø       En la zona de Barbastro (una zona de infestación de taladro de baja a media), el resultado neto del uso del maíz Bt ha sido “neutro” en lo que respecta a los cambios de costes e ingresos (es decir, sin cambio neto durante cuatro años);

Ø       En la región de Sariñena, el coste del uso de la tecnología Bt está más que compensado con lo que ahorran los agricultores en insecticidas. En el caso de los que no suelen tratar el taladro, el “punto de equilibrio” de la adopción (basado en el precio del 2001 de 123 €/tonelada) es un beneficio en el rendimiento de 0,15 toneladas/ha (1,5% de mejora en el rendimiento respecto al rendimiento medio en España en el 2001).

 

Otros impactos y aspectos

 

Ø       Contribuye a controlar el riesgo en la producción: para algunos agricultores, la seguridad es una razón importante a la hora de decidirse a usar el maíz Bt, ya que les evita preocuparse de posibles ataques del taladro;

Ø       El beneficio de la “comodidad”, al dedicarse menos tiempo a caminar entre el cultivo y a aplicar insecticidas;

Ø       Mejoras en la calidad del grano: el maíz Bt tiene menos micotoxinas que el maíz convencional;

Ø       El beneficio para la salud humana (del agricultor y de los empleados de la finca): menor riesgo de accidentes, y de vertidos y exposición por el uso de insecticidas;

 

Ø       Los beneficios medioambientales originados por dejar de utilizar algunos insecticidas (ver más adelante);

 

Ø       No hay barreras para utilizar esta tecnología: tanto las fincas grandes como las pequeñas la utilizan (el tamaño medio de las fincas de los agricultores que utilizaron Bt era de 50 hectáreas o menor, siendo 50 hectáreas la superficie media de las fincas de Huesca, aunque en la provincia de Zaragoza son frecuentes las fincas de menos de 20 ha);

 

Ø       Todo el maíz MG se vende a través de los canales de comercialización habituales del sector de alimentación animal. No es preciso separar el maíz MG del no-MG.

 

Posible consumo del maíz Bt en España

 

En el supuesto de que la tecnología Bt estuviese comercialmente disponible en las principales variedades y sin restricciones en el suministro de semilla, estimamos que el 36% del maíz total sembrado en España se sembraría con la tecnología Bt (173.000 hectáreas).

 

Considerando un rendimiento superior en un 5 a 7% al del maíz convencional, el impacto potencial en la producción de maíz que ocasionaría una adopción de esa magnitud en España supondría un incremento de 88.000 a 123.000 toneladas (un aumento del 1,8-2,5%). En términos económicos (a nivel de finca), esto supondría una ganancia de 10,82 a 15,22 millones de euros.

 

Impacto sobre el medio ambiente

Teniendo en cuenta que en la zona de Huesca actualmente se utilizan dos insecticidas para el control del taladro, si se adoptase el maíz Bt, al nivel sugerido anteriormente, probablemente dejarían de utilizarse en el cultivo del maíz esos dos insecticidas en toda España. Esto supondría una reducción neta del área tratada de 59.000-98.000 hectáreas, y una reducción en el uso de ingredientes activos de 35.000-54.000 kg. Expresado como uso total insecticida en maíz en España (incluidos los insecticidas del suelo), esto representa una reducción del área total tratada del 27-45% y una reducción en el uso de ingredientes activos del 26-35%.

Si consideramos que estos insecticidas en ocasiones se utilizan para controlar otros insectos como el heliothis y la oruga cortadora, puede que el ahorro en insecticidas sea menor, posiblemente del orden de dos tercios (es decir, una reducción del área tratada de 15.000-32.000 ha, y de ia de 12.000-19.000 kg).

 

 

 

El informe completo de Graham Brooks (en inglés) se puede descargar de:

 

http://www.europabio.org/upload/documents/gb_press_release/EuropaBio_btmaizeinspainreport_FINAL.pdf

 

 

Preguntas y Respuestas sobre el maíz Bt

MAÍZ BT

 

Qué seguridad ofrece la proteína Bt y el maíz Bt?

 

La proteína Bt (Bacillus Thuringiensis) es una bacteria común que se encuentra en el  suelo y que ha venido siendo utilizada en la agricultura ecológica para controlar las plagas durante muchos años. Se han registrando datos sobre seguridad humana y animal durante 20 años antes de registrar el maíz Bt . Las proteínas cristalizadas que presenta el maíz Bt son idénticas a las de la propia bacteria, y son tóxicas solamente para los lepidópteros (una única familia de insectos). No son perjudiciales para otros insector, animales, pájaros, peces o personas.     

 

Actúa el maíz Bt contra otras plagas de insectos o ácaros?

 

Los híbridos del maíz Bt actual no tienen virtualmente efecto alguno contra ninguna otra plaga que el taladro (European Corn Borer - ECB). Las proteínas Bt pueden ser efectivas contra plagas como el gusano de la raíz del maíz (maize rootworm), un miembro de la misma familia de insectos, pero sólo cuando se presentan en la parte adecuada de la planta.

 

Afecta el maíz Bt a insectos beneficiosos y enemigos naturales del taladro?

 

El maíz Bt no afecta a insectos tales como abejas, mariquitas o arañas. No obstante, puede haber efectos indirectos sobre enemigos naturales del taladro: un menor número de taladros supone menos comida para sus depredadores. El maíz Bt complementa un enfoque integrado de tratamiento de plagas que incluye la conservación de agentes de control biológico.

 

Puede el taladro desarrollar resistencia al maíz Bt?

 

La resistencia a insecticidas específicos puede ocurrir y de hecho ocurre, especialmente cuando se usan repetidamente y en altas concentraciones. Un cuidadoso empleo del maíz Bt debería reducir el riesgo de que esto ocurra. Una estrategia muy efectiva para minimizar los riesgos de resistencia es el uso de “refugios”: áreas adyacentes a los campos de maíz Bt donde crece el maíz convencional. Esto reduce la exposición a las proteíans Bt del taladro, que de esta manera no se elimina. También reduce cualquier beneficio competitivo de resistencia adquirida, y evita el incremento de la población resistente en beneficio de la que no lo es. Este procedimiento ha tenido mucho éxito en Norteamérica.

 

También es importante destacar que hay una familia de proteínas Bt que se cristalizan, no solamente una. Las futuras generaciones de plantas resistentes a los insectos presentarán proteínas diferentes a las existentes en el actual maíz Bt, o incluso produciran varias al mismo tiempo. Cualquier estrategia expondrá al taladro a una mayor rango de controles, y reducirá aún más su oportunidad de desarrollo de resistencia significativa.

 

 

No podrían las cosechas modificadas genéticamente resistentes a plagas y herbicidas conducir al desarrollo de “supermalezas”?

 

“Supermalezas” no es el nombre preciso para las plantas que pueden haber desarrollado tolerancia a los herbicidas o resistencia a plagas a partir de una cosecha modificada genéticamente. Las malas hierbas son, por su propia naturaleza, vigorosas y difíciles de controlar, y estos tratamientos no les proporcionaría ninguna ventaja añadida. Para cualquier cultimo modificadogenéticamente que tenga plantas silvestres emparentadas (por ejemplo, colza), el tratamiento de modifación genética podría en principio ser transferido a alguna de las hierbas silvestres por polinización cruzada, pero es muy improbable que les proporcione alguna ventaja competitiva (las malas hierbas fuera de los campos son muy difíciles de encontrar). Tales posibilidades son tenidas en cuenta cuidadosamente antes de conceder la aprobación para cultivar una cosecha modificada genéticamente, y no hay constancia de problemas en los seis años que se llevan de comercialización. El maíz es originario de Sudamérica, y no tiene parientes cercanos en Europa, de tal manera que no hay posibilidad de polinización cruzada con malas hierbas.

 

¿Puede el desarrollo de la resistencia ser monitorizado?

 

Cualquier desarrollo de la resistencia puede ser monitorizado. La cantidad y distribución de las poblaciones resistentes podrían ser trazadas de forma que se podrían adoptar estrategias de control alternativas en áreas donde la resistencia se ha desarrollado. Tal monitorización ha tenido lugar durante los seis años de cultivo de maíz Bt hasta la fecha en Norteamérica, y no se ha encontrado ningún problema.

 

  

¿Qué Comunidades Autónomas han asumido ya la responsabilidad para regular los campos de ensayo?

 

 

Comunidad Foral de Navarra (22 de  Junio de 1998).  Departamento de Medio Ambiente y Organización

 

Junta de Extremadura (26t de Junio de 1998).  Consejería de Medio Ambiente

 

Gobierno de Aragón  (7 de Julio de 1998).  Departamento de Agricultura y Medio Ambiente

 

Junta de Castilla y León (3rd de Diciembre de 1998).  Departamento de Medio Ambiente y Organización Territorial

 

Junta de Andalucía  (7 de Septiembre de 1999).  Departamento de Agricultura.

 

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha  (11 de  Enero de 2000).  Consejería de Desarrollo Rural.

 

Comunidad de Madrid (1 de Junio de 2000).  Oficina Regional para el Control de Organismos Modificados Genéricamente y Comité Regional de Bioseguridad.

 

La Comisión Nacional de Bioseguridad asesora a los Gobiernos Regionales. Este comité está compuesto por representantes del Gobierno Central, de los Gobiernos Regionales y expertos e instituciones relacionadas con la materia correspondiente en cada caso.

 

 

¿Qué información es necesaria para solicitar el cultivo de un campo de ensayo o para plantaciones comerciales?

 

Un estudio técnico que recopile información detallada sobre los siguientes aspectos:

 

 

Cuando se hace una solicitud para cultivo comercial, se comparte un resumen de toda esta información con los otros estados miembros de la Unión Europea. Estos tienen la oportunidad de solicitar una mayor información antes de que se conceda el permiso.

 

¿Cuáles son las leyes para su regulación en España?

 

Las leyes que regulan los campos de ensayo son la Ley 15/1994 y el Real Decreto 95/1997.  Ambos instrumentos legales incluyen la legislación aprobada por la Unión Europea en 1990.

 

¿En qué se basa la legislación actual?

 

Se aplica el principio de precaución. Cada nuevo organismo modificado genéticamente (OMG) tienes que ser evaluado “caso por caso” y “paso a paso” antes de ser introducido en el medio ambiente. Antes de que su cultivo comercial tenga lugar, se deben completar con éxito campos de ensayo adecuamente regulados.

 

¿Quién tiene competencia para regular los campos de ensayo?

 

Como establece la Ley, la liberación al medio ambiente de OMGs recae bajo la responsabilidad de los Gobiernos Regionales, con dos excepciones, para las cuales el Estado es responsable:

 

 

Las autoridades regionales son también responsables de controlar los campos de ensayo, algo que puede ejecutarse en cualquier estado del ensayo para constatar que cumple lo que se establece en la notificación de su liberación.


¿Requieren los cultivos de plantas transgénicas un mayor empleo de herbicidas?

 

En algunos casos, los cultivos tolerantes a herbicidas pueden recibir una mayor cantidad de herbicida de la que son resistentes, pero esto debería ser reemplazado con el uso de alternativas, que a menudo presentan un mayor impacto medioambiental. Es más importante el efecto en el medio ambiente que la cantidad de insecticida.

 

De hecho, los cultivos tolerantes a herbicidas a menudo pueden ser fumigados posteriormente sin daño para el cultivo, lo que conduce a un mejor hábitat para los insectos, y a una mayor disponibilidad de alimento para pajaros y pequeños mamíferos.

 

¿Qué pasaría si las plantas transgénicas escaparan de la zona cultivada y crecieran de forma silvestre?

 

Los cultivos agrícolas no pueden desarrollarse por sí mismo: producen grandes rendimientos cuando se cultivan y se mantienen libres de maleza, pero no sobrevivirían mucho en un ámbito silvestre. Esto es igualmente válido para cultivos de OMGs. Un estudio reciente llevado a cabo por un equipo en la Universidad de Londres demostró que los cultivos modificados genéticamente no presente ventajas en cuanto a supervivencia sobre los cultivos convencionales. La única planta que sobrevivió más de unos pocos años fue la patata convencional.

 

¿Cuál es el impacto sobre el medio ambiente de las plantas transgénicas resistentes a los insectos? Matan a los insectos beneficiosos?

El maíz Bt y las plantas resistentes a insectos similares son tóxicas solamente para insectos lepidópteros (los que se encuentran en un estado larvario). No existe evidencia de daño significativo a insectos beneficiosos en todo el tiempo en que estas plantas han sido cultivadas. De hecho, la alternativa de espolvoreado es mucho menos selectiva, ytenderá a dañar a un mayor rango de insectos, aunque sólo sea temporalmente.

 

Un beneficio de la utilización del maíz Bt identificado por varios agricultores que previamente utilizaban insecticidas para controlar el taladro es que por el hecho de no utilizar más insecticidas no se produce pérdida de insectos beneficiosos que ayudan en el control de la plaga de arácnidos en el maíz – previamente tenían que espolvorear insecticida adicional para controlar estos arácnidos.

 

¿Por qué un agricultor elige cultivar plantas modificadas genéticamente?

 

Los cultivos modificados genéticamente (maíz Bt) ofrecen claros beneficios para algunos agricultores, en terminos de mayores rendimientos, menores costes al necesitar menos insecticidas, ahorros en tiempo de gestión empleado en recorrer la cosecha, mayor comodidad, mejor gestión del riesgo de producción y menor riesgo de exposición a insecticidas. La cantidad de beneficios varía según el cultivo, localización y estación y está influida seriamente por la amenaza de plagas de insectos. Esta tecnología por tanto no producirá beneficios materiales para todos los agricultores. En España se estima que aproximadamente dos tercios de los agricultores que cosechan maíz no plantarán variedades Bt porque el taladro no es una de las principales plagas de sus respectivas áreas.

 

 

¿Qué seguridad ofrecen los alimentos producidos utilizando biotecnología?

 

Antes de que cualquier alimento modificado genéticamente (o productos alimenticios procesados con ingredientes modificados genéticamente) sea aprobado para su comercialización en le Unión Europea, es examinado rigurosamente por comités de expertos independientes. Estos grupos aprueban un nuevo alimento modificado genéticamente cuando están completamente convencidos sobre su seguridad. Existen mecanismos similares sobre seguridad en otras partes del mundo. De hecho, muchos millones de personas han estado consumiendo alimentos modificados genéticamente durante más de cinco años y no hay evidencia de efectos adversos para la salud. Tampoco hay evidencia de que los alimentos modificados genéticamente utilizados en alimentación animal les produzcan algún daño o dañen a las personas que posteriormente se nutren de ellos.

 

Aunque no existe un riesgo nulo para ningún alimento, los consumidores pueden confiar en que los alimentos producidos utilizando biotecnología cumplen los estándares de seguridad más exigentes. La biotecnología es uno de los desarrollos agrícolas que más han sido extensamente investigados y revisados.

 

¿Cuál es el impacto de los cultivos modificados genéticamente sobre el medio ambiente?

 

La Biotecnología tiene un papel importante que jugar a la hora de proporcionar una agricultura sostenible y puede ofrecer beneficios significativos para el medio ambiente. Entre los beneficios se encuentran:

 

 

Además del maíz, muchos otros cultivos – incluyendo tomates, patatas y algodón – actualemtne poseen la habilidad interna de repeler insectos.  Las variedades del maíz modificado genéticamente actualmente en desarrollo mejorarán la eficiencia de la alimentación del ganado (al incrementar los niveles de ciertos amino ácidos esenciales) y minimizarán los problemas de contaminación asociados con los desechos animales (al hacer el contenido fosfórico más digestible).   

 

 ¿Qué es el ABE?

 

El ABE es una iniciativa de comunicaciones  esponsorizada por seis de las empresas líderes en agricultura biotecnológica. La industria de la agricultura biotecnológica considera que los consumidores tienen derecho a saber los detalles, y la industria tiene la obligación de informarles. Estamos por tanto trabajando con organizaciones a lo largo de Europa para promover un diálogo constructivo. Perseguimos iniciativas de comunicación en sentido amplio con una gran variedad de intereses – la industria de la alimentación, minoristas, medios, políticos y otros. El objetivo es escuchar y atender las preocupaciones de los europeos así como poner a disposición de todos información sobre nuestra industria y esta tecnología, enfocado a proporcionar información objetiva a la cadena alimentaria en Europa, y este informe es el primero de la serie.

 

Las siguientes empresas participan en este empeño:

 

Bayer Crop Science           

BASF

Bayer

Dow Agro Sciences

Monsanto

Syngenta

 

¿Cuál es el grado de independencia de este estudio?

 

Se trata de las opiniones independientes y objetivas del autor basadas en entrevistas y análisis. Una condición para llevar a cabo esta investigación fue que sus resultados no estarían influidos por ninguno de los miembros del ABE. Cualquier comentario de un miembro del ABE únicamente ha sido tomado en consideración cuando se basa en hechos objetivos.

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.



[1] Evidentemente, si los tratamientos insecticidas se dan en el momento óptimo pueden reducirse las pérdidas entre un 70 y un 90%, pero como ya se ha indicado esto no suele ser posible, práctico o viable económicamente.