02/07/02

La presencia adventicia de genes externos debida a la polinización cruzada es muy escasa en el caso de la colza

Investigadores australianos han divulgado los resultados del mayor estudio realizado hasta ahora sobre la diseminación de genes de polen de colza, que se publica en la revista Science. El estudio, realizado en  el sur de Australia, mide el flujo de polen de colza resistente a herbicida, habiéndose recolectado para el mismo 48 millones de semillas en 63 parcelas, que iban desde el campo de al lado hasta cultivos a 7 Km de distancia.

 

Los resultados indican que la transferencia de genes es tan pequeña, que en muchos casos fue imposible detectarla. La mayor distancia en la que se detectaron trazas de polinización cruzada fue a 2,6 Km del campo de la variedad resistente. La media de presencia adventicia de los genes de resistencia fue de 9 semillas por cada 100.000 (0,009%), siendo la mayor proporción en los campos colindantes con una tasa de 7 por cada 10.000 (0,07%).

 

La publicación de este estudio surge en pleno debate político en Australia sobre la conveniencia o no de establecer zonas libres de OGM, tal y como reclaman los grupos y partidos  anti-OGM. Según el jefe del equipo de investigadores, Mary Reiger, los resultados indican que la transferencia es bastante menor que los niveles que se reconocen internacionalmente, y que no existe riesgo de que la colza australiana sea excluida de los mercados internacionales que demanden colza “libre de OGM” en el caso de que se cultivan variedades OGM de colza en el país.

 

También en la UE hay un debate político sobre el asunto de la eventual presencia adventicia de OGM en plantas no OGM por polinización cruzada, lo que los grupos activistas y políticos anti-OGM llaman “contaminación” para dar un significado peyorativo. De hecho en las instituciones de la UE existe un serio debate sobre esta “contaminación”, en especial en lo referente a los cultivos bio, utilizándose como uno de los argumentos para justificar medidas restrictivas.

 

Sin embargo, no hay que olvidar que el considerar “contaminación” la presencia adventicia de genes es una reglamentación interna de la propia agricultura bio, que está basada en su propia ideología, y que nada tiene que ver con la seguridad alimentaria ni con asuntos toxicológicos ni medioambientales. Si la agricultura bio considerara, por ejemplo, que la radiación electromagnética “contamina” sus productos, sería más que dudoso que los gobiernos condicionaran por ello la normativa sobre la instalación de tendidos eléctricos o de antenas.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.