25/06/01

La India da largas al algodón transgénico

El Gobierno de la India ha decidido que necesita una campaña más para decidir si aprueba o no el cultivo comercial de algodón transgénico tipo Bt, según ha decidido un Comité del Ministerio de Medio Ambiente.

Los ensayos a gran escala del algodón Bt ya se venían realizado desde hace un año, y se esperaba la aprobación definitiva para la semana pasada. Sin embargo, y a pesar de que el Comité no ha encontrado problema alguno en este tipo de algodón para la salud o el medio ambiente, habiendo constatado su menor necesidad de tratamientos pesticidas, ha decidido posponer la decisión un año más.

 India es el tercer productor mundial de algodón tras China y EEUU. El algodón Bt se cultiva normalmente y tiene un gran expansión en otros países grandes productores de algodón como EEUU, China y Australia, países que en conjunto suponen el 40% de la producción mundial. 0tros grandes países productores donde, al menos oficialmente, no hay algodón OGM son Pakistán, Uzbekistán, Brasil, Turquía y Turkemenistán (en los países islámicos parece que hay una oposición a los OGM por motivos religiosos).

 El hecho que la India haya pospuesto un año más la decisión ha sido aireado como un triunfo por las organizaciones activistas, y de hecho se debe más a razones políticas que técnicas ya que el algodón Bt está ampliamente testado en todo el mundo y los hipotéticos efectos desconocidos a largo plazo de los OGM que alegan las organizaciones activistas para oponerse, no se verían, caso de existir, más que en decenios y no en una campaña más de ensayos. 


Los algodones tipo Bt son los que incorporan un gen de la bacteria Bacillus thuringensis que expresa una proteína que autoprotege la planta contra los ataques de insectos. El cultivo de algodón es uno de los que más productos químicos consume para su producción, debido a su sensibilidad a ciertas plagas de difícil tratamiento y en especial a las larvas que devoran la cápsula por dentro. En años en que las condiciones son buenas para las plagas (como fue el año pasado en España) se requieren más de de 10 tratamientos químicos para controlar estas plagas.

 La protección genética reduce de forma drástica el empleo de pesticidas en el cultivo, suponiendo un considerable ahorro económico y un menor impacto ambiental. La proteína Bt de las plantas autoprotegidas genéticamente es la misma que se emplea en pulverización como un producto aceptado como inocuo para mamíferos, aves y peces (Clasificado AAA) y que es aceptado, así aplicado, en la llamada agricultura ecológica.

Los algodones Bt no están autorizados para su cultivo comercial en la UE. Sin embargo, la UE importa fibra y tejidos de algodón, así como semilla para su molturación de los países donde sí se cultiva, sin que se determine si se trata de OGM o no (en fibra y tejido es probablemente indetectable), por lo que necesariamente la UE importa productos de algodón transgénico. En semilla de siembra sí que se mira si contiene o no OGM y de hecho la campaña pasada hubo problemas en España por presencia adventicia en ciertas variedades.         

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.