28/01/00

La Conferencia de Bioseguridad de Montreal podría finalizar hoy con un posible acuerdo

Hoy debería finalizar la Conferencia de Bioseguridad de Montreal, considerada de la mayor importancia para el futuro de los alimentos obtenidos mediante biotecnología (OGM).

Esta Conferencia se enmarca dentro de los Acuerdos de Rio de Janeiro sobre protección del medio ambiente y de firmarse, sería el primer Protocolo sobre acuerdos concretos que se firmara dentro de estos Acuerdos. Esta Conferencia estuvo precedida por otra anterior, en Cartagena de Indias (Colombia) que término en fracaso.

El tema más polémico es de si en nombre de la bioseguridad se pueden implantar restricciones al comercio de los OGM y sobre que se puede entender por OGM a estos efectos (de bioseguridad). También está el asunto de si prevalecen las reglas que se dicten sobre los que se pudiera acordar dentro de acuerdos dentro de la Organización mundial del Comercio (OMC)

El Grupo de Miami (Estados Unidos, Canadá, Australia, Argentina, Chile y Uruguay), que se corresponde con los grande países exportadores de alimentos apoyan medidas que faciliten la exportación de sus productos. Los Estados Unidos tienen además el interés añadido de que, aparte de producir OGM, es la sede de las principales empresas que invierten en biotecnología y tiene las patentes o derechos sobre las nuevas variedades.

Otros muchos países, encabezados por la Unión europea invocan el "principio de precaución", que les permita rechazar los OGM en tanto no estén convencidos de su total seguridad, tanto para la salud, como para el medio ambiente.

Parece que los países del grupo de Miami aceptan el principio de precaución pero siempre que esté basado en argumentos científicos sólidos.

Recordemos que los mas utilizados a favor y en contra de los OGM:

A favor:

Permite reducir o eliminar la utilización de fitosanitarios. Esto es ya una realidad en algunas variedades de maíz (Bt)

Permite la adaptación de cultivos a zonas con dificultades extremas (por ejemplo sequía). Teóricamente es posible, pero aún no hay resultados concretos.

Permite introducir genes para producir vitaminas, o compuestos esenciales para la nutrición en los que pueda haber problemas de escasez (Recientemente se ha obtenido un arroz transgénico que tiene provitamina A).

Acelera los procesos clásicos de obtención de nuevas variedades mas productivas, permitiendo mas producción en menos superficie cultivada.

En contra:

Se dice que no esta demostrada de forma concluyente la inocuidad del hecho de ser transgénico sobre la salud de las personas o animales que los consuman. Lo cierto es que tampoco está demostrada su nocividad.

Se temen posibles efectos ecológicos sobre la dispersión de los genes modificados al medios ambiente. Lo cierto es que, en la mayor parte de los casos, el "medio ambiente" susceptible de adquirir el gen modificado son prácticamente solo las plantas cultivadas, de por sí muy limitado debido a la mejora genética clásica que hace que solo se siembren unas pocas variedades en muchos casos emparentadas entre sí. Solamente en zonas muy concretas del planeta (los centros de diversidad) es posible una dispersión genética de los genes modificados hacia el medio ambiente "natural", es decir a las plantas silvestres.

Solamente unas pocas compañías multinacionales pueden costear la investigación en biotecnología. Estas compañías patentan luego sus obtenciones para ganar dinero, resultando que al final la parte más esencial del proceso de producción de alimentos (la genética) estaría en poder de unas pocas corporaciones. Este problema, que parece el mas real, es curiosamente el que menos se aborda en las protestas anti OGM. Su solución podría estar en imponer limitaciones legales a las patentes y a los derechos de obtentor (por ejemplo en el tiempo) y por unas investigación pública fuerte que sirviera de contrapeso a las empresas privadas.