08/11/02

Nota de Monsanto

 

 La Biotecnología mejora la calidad de vida de las mujeres

 

Según datos de la FAO, las mujeres desarrollan entre el 60-80% de la producción agrícola mundial.

 

Cada vez son más las  investigaciones que se están llevando a cabo en este campo teniendo en cuenta la importancia de la mujer en la agricultura y mundial

 

Madrid, 7 de noviembre de 2002.- “Las mujeres desempeñan un papel fundamental en la alimentación mundial, ya que, según datos de la FAO, el 60-80% de la producción agrícola mundial es fruto del trabajo de las mujeres en el campo”, señaló Sara Hull, Vicepresidenta de Relaciones Institucionales de Monsanto, durante su intervención en el Congreso Internacional de Mujeres Empresarias, celebrado esta semana en Washington. Para esta ejecutiva, “la Biotecnología Vegetal es una herramienta importante para impulsar ayudar a las mujeres tanto en el primer como en el tercer mundo”.

 

Según detalló Hull durante su intervención, “las mujeres del mundo desarrollado desempeñan un papel cada vez más prominente en la agricultura, ya sea como productoras, consumidoras o como inspiradoras o artífices de políticas y normativas”. Así, las mujeres, cada vez más, adquieren conocimientos biotecnológicos que posteriormente aplican para rentabilizar al máximo las cosechas y mejorar el medio ambiente.

 

Mientras tanto, en los países en vías de desarrollo, las mujeres están utilizando las herramientas agrícolas más elementales y menos eficientes, por lo que Hull señaló que la introducción de la biotecnología en estas sociedades podría suponer “un aumento muy significativo en la productividad de las cosechas, lo que significa autonomía para alimentar a la comunidad y generar ganancias adicionales.”. Por otro lado, la biotecnología aplicada a la agricultura permitiría a las mujeres disponer de más tiempo para dedicar a su hogar y las niñas podrían asistir al colegio. Esto es posible ya que, además de los beneficios económicos, esta tecnología ofrece a los agricultores otra serie de ventajas como la reducción de las sesiones de fumigación y limpieza de hierbas adventicias (malas hierbas), con el consiguiente beneficio para la salud y medio ambiente.

 

Para concluir su discurso, Hull señaló que los científicos reconocen el importante papel de la mujer en la agricultura mundial, y que “cada vez son más las  investigaciones que se están llevando a cabo teniendo en cuenta las preocupaciones de este colectivo. En un futuro no muy lejano, todas estas investigaciones reportarán grandes beneficios a todas las mujeres del mundo”.

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.