Agrodigital/120599

LA UNION EUROPEA TIENE QUE TOMAR UNA DECISION SOBRE LOS ORGANISMOS GENETICAMENTE MODIFICADOS

 

En los próximos tres meses la Comisión deberá tomar una decisión sobre su posición a cerca de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM). El pasado mes de diciembre, el Consejo de Ministros de Medio Ambiente discutió la posibilidad de prohibir temporalmente la utilización de OGM, pero dicha propuesta fue rechazada por los Ministros.

Ante esta situación, distintos Estados Miembros han establecido prohibiciones o moratorias a título individual. Grecia tiene una prohibición en las semillas de colza. Luxemburgo y Austria prohibieron desde febrero del 97 la importación del maíz Novartis Bt 176. Francia estableció desde julio del 98 una moratoria de dos años para la suspensión de la autorización a tres variedades de maíz (Novartis Bt 176). Reino Unido está actualmente discutiendo el establecimiento de una moratoria.

Asimismo, parece ser que varias compañías de distintos Estados Miembros han decidido no solicitar autorizaciones hasta que la Comisión llegue a una toma de decisión.

En el pasado mes de marzo, varias cadenas de distribución europeas (Sainsbury, Marks and Spencer, Carrefour, Migros, Delhaize) anunciaron que no utilizarían productos modificados genéticamente en sus marcas blancas. Además, Nestlé y Unilever decidieron recientemente eliminar los ingredientes genéticamente modificados de sus productos vendidos en el Reino Unido.