21/12/01

Informe ASEBIO 2001

CONCLUSIONES

1.      La biotecnología, según la opinión de los expertos, continúa siendo un sector estratégico como vector de crecimiento económico y social tanto en Europa y EEUU como en países en desarrollo.

 

2.      El sector biotecnológico, se ha confirmado como un área de creación de bioempresas y de empleo estable cualificado. La utilización de procesos basados en biotecnología, ha permitido crear e innovar en sectores maduros de la economía, que veían estancada su actividad en los últimos años.

 

3.      A nivel internacional, la Unión Europea sigue impulsando el valor de la biotecnología como sector crecimiento que facilita la creación de empresas y empleo cualificado en nuestro continente.

 

4.      Sin embargo, la situación en España, a juzgar por la evolución del índice ASEBIO, denota un cierto período de ralentización, que contrasta con el dinamismo del resto de Europa. De ahí la consideración del 2001 como año de transición para el sector biotecnológico español.

 

5.      Desde el punto de vista estructural, el sector a escala mundial continúa en una fase de “concentración” con un alto número de fusiones y adquisiciones que a su vez destapan oportunidades para nuevas PYMES que operan dentro de un modelo “virtual” de organización del sector.

 

6.      Este modelo también se aprecia en el sector biotecnológico español, que prosigue con su proceso de concentración que ha permitido mejorar las rentabilidades registradas en las empresas del sector y al mismo tiempo facilita la creación de PYMES especializadas en nichos de negocio y en cooperar con redes empresariales.

 

7.      El aumento de tamaño de las empresas biotecnológicas españolas, alcanzado a través de alianzas y fusiones, ha aumentado el volumen de fondos disponibles destinados a la inversión, que se ha traducido en un incremento en la financiación de nuevos proyectos.

 

8.      El perfil medio de la empresa española en este sector, puede tener las siguientes características:

 

·         Empresa de tamaño medio (menos de 500 empleados).

·         Con experiencia reciente en el campo de la biotecnología (el 80% ha iniciado su actividad en este campo hace menos de 25 años).

·         Localizada preferentemente entre Madrid y Cataluña (ambas regiones agrupan el 46% de las empresas).

·         De propiedad mayoritariamente nacional (63% de las empresas).

 

·         Con vocación exportadora (más del 50% de las empresas exportan a Europa).

·         Altamente innovadora (el 40% de las empresas ha desarrollado nuevos productos biotecnológicos  en los últimos dos años, con un gasto medio del 5,6% de las ventas en I+D+I).

·         Intensiva en conocimiento (el 51% de los recursos humanos son titulados superiores y el 11% de la plantilla se dedica a  tareas de I+D).

·         Muy dinámica, con un porcentaje de alianzas y/o procesos de fusión/adquisición muy elevado (el 28% de las empresas en los últimos dos años).

·         Multisectorial (más del 50% de las empresas operan en más de un subsector de aplicación de la biotecnología).

 

9.      La falta de tamaño empresarial continúa restando capacidad competitiva en los mercados globales y masa crítica para el desarrollo de capacidades de innovación como clave competitiva en el sector biotecnológico español.

 

10.  La Comisión Europea desempeñará un papel fundamental en el desarrollo del sector, al marcar los pasos a seguir dentro del ámbito legal. En España, se ha producido una mejora al existir una mayor adaptación de la legislación al entorno legal europeo.

 

11.  Sigue siendo necesario un esfuerzo en lo referido a divulgación científica e información al ciudadano, que permita una percepción pública sobre biotecnología basada en el conocimiento. No obstante, se cuenta con un elemento de partida ventajoso, ya que, según los estudios de percepción analizados, la actitud de los españoles ante la biotecnología es superior a la media de la Unión Europea.

 

12.  En el ámbito de la I+D, el potencial de la comunidad científica se mantiene a nivel internacional, destacando los esfuerzos de la Comunidad de Madrid y Cataluña por explotar el “know-how” generado en sus sistemas regionales de innovación.

 

13.  Continúa existiendo un déficit en cuanto a la formación en gestión empresarial para potenciales bioemprendedores, sin embargo, la formación científico-técnica en España puede calificarse de muy buena. En este sentido, se hace necesario incluir asignaturas de economía y administración

de empresas en licenciaturas técnicas (Química, Farmacia, etc.) así como en el nuevo título en Biotecnología cuyo desarrollo se espera para el próximo año.

 

14.  El mundo financiero y de capital-riesgo muestra un aumento del número de entidades interesadas en biotecnología, y empiezan a aparecer síntomas de especialización con la incorporación de técnicos –analistas cualificados. Al mismo tiempo, se aprecia que la inversión en biotecnología ha aumentado, aunque en menor medida porcentual que el volumen de capital-riesgo.

 

15.  En el entorno internacional, se aprecia un aumento considerable de la actividad en otros países, como lo demuestra el aumento de tamaño y actividades de asociaciones nacionales de EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá y Japón.

 

16.  La complejidad del sistema nacional de innovación en biotecnología exige y justifica la existencia de una asociación empresarial como ASEBIO que apueste por la innovación en el sector, promueva estudios de prospectiva, facilite la interlocución con la administración pública y esté comprometida con la sociedad, en la divulgación de los avances y beneficios que la biotecnología aporta como vector de crecimiento económico y social.

 

17.  En definitiva, el “tren de la biotecnología” está generando valor económico y social en aquellos países que potencien su desarrollo. En este sentido, el momento histórico es único para España con la presidencia española de la Unión Europea. Como país con un potencial en biotecnología, tanto científico como de mercado, tenemos hoy la oportunidad de potenciar su desarrollo con una visión estratégica inteligente al igual que ya lo hacen otros países. Mañana, este “tren” como tantos otros, habrá pasado y las distancias y costes de acercamiento serán tan altos que frustrarán cualquier intento de reducir distancias con otros países.

 

18.  El Informe ASEBIO trata de diagnosticar la situación hoy y las tendencias del mañana. En este sentido, y como conclusión final, en esta edición el informe concluye, una vez mencionado el marco legal, con la necesidad urgente de desplegar políticas públicas proactivas en biotecnología basadas en 6 puntos básicos:

 

a)     Apuesta política e institucional firme por el desarrollo de la biotecnología en España.

 

b)     Aumento de la coordinación de las políticas desplegadas por diferentes administraciones.

 

c)     Incremento del presupuesto asignado a este campo, al igual que hacen otros países, tanto en I+D, como en medidas horizontales (incentivos fiscales, formación, creación de empresas, movilidad de personal).

 

d)     Promover a nivel internacional la biotecnología “made in Spain” dando a conocer el mercado español a inversores y empresas internacionales.

 

e)     Seguir mejorando y adaptando el marco legal que transmite estabilidad en las “reglas del juego”, por ejemplo facilitando que los investigadores puedan crear empresas.

 

f)       Promover y adaptar la divulgación de los avances científicos y aplicaciones de la biotecnología entre los ciudadanos.

 

 

METODOLOGÍA DEL INFORME

 

El principal objetivo del INFORME ASEBIO 2001 es aportar una visión global del escenario de la biotecnología en España y conocer la “temperatura del sector”, identificando su situación actual y principales tendencias.

 

Para el análisis de la situación del sector, se han utilizado técnicas cuantitativas y cualitativas, realizando encuestas adaptadas a cada uno de los colectivos a los que iban dirigidos. De esta forma se han enviado diferentes cuestionarios a más de 100 empresas, 50 instituciones y 60 entidades de capital riesgo en España. Para la descripción de los diferentes entornos se ha contado con la participación y consulta de expertos en cada uno de los aspectos económicos, institucionales, legales, sociales, científico-tecnológicos y financieros.

 

Por otro lado, mediante una metodología Delphi, se han analizado las principales tendencias del sector con la participación de 50 expertos y del Consejo Científico ASEBIO.

 

A la hora de redactar un resumen descriptivo del Informe ASEBIO 2001, se ha optado por un formato ligero en el cual se describan los puntos principales que se exponen en cada bloque temático mediante ideas fuerza que permitan al lector hacer una lectura rápida del Informe. A continuación se resumen las principales ideas que subyacen en cada capítulo del Informe.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.