17/07/00

Francia decide no destruir el maíz con trazas de variedades Bt

 El Gobierno Francés, en contra de la opinión de la Ministra de Medio Ambiente, ha decidido que los campos de maíz con trazas de OGM detectados este año en Francia no deberán ser destruidos. Se trata de 3.000 Ha sembradas con semillas de la empresa Golden Harvest en la que se habían detectado trazas de impurezas procedentes de 3 variedades OGM, de las cuales dos tienen autorizado su cultivo en la Unión Europea y una no. La tasa total de contaminación adventicia es inferior al 1%. (En híbridos se admite hasta un 5% contaminación adventicia de otras variedades como algo normal)

 El Gobierno solamente ha determinado que los restos de semilla de siembra de los lotes afectados por la presencia adventicia de OGM, deben ser destruidos y que los agricultores deben advertir a los compradores del grano que se trata de maíz con trazas de OGM.

 Ni que decir tiene que los grupos anti-OGM han puesto el grito en el cielo por esta decisión, y han denunciado "que ha estado motivada por la presión de los lobbys multinacionales que fabrican los OGM, que fomentan la agricultura industrial y que prefieren los intereses privados al interés general de la protección del medio ambiente y de la salud publica".

 Recordemos que el maíz en cuestión tenía presencia de trazas de OGM en una tasa inferior al 1%, cuando el porcentaje permitido de contaminación adventicia es del 5%, no existiendo legislación específica alguna referida a contaminación adventicia específica de OGM; que se trataba de 3 variedades OGM, de las cuales dos estaban autorizadas para su cultivo en la UE; que el hecho de estar autorizado o no, no depende de criterio científico o técnico alguno, sino de si su petición fue antes o después de la moratoria de facto de la UE; que se trata de maíces híbridos, cuya semilla no se reemplea en ningún caso; y que no existen en toda Europa plantas salvajes susceptibles de cruzarse con el maíz y difundir sus genes al medio ambiente, suponiendo que esto representase algún problema.

 La modificación genética era del tipo Bt, resistente a insectos, por la que la planta produce la toxina Bt (del Bacillus Thuringensis) una substancia tóxica para los insectos que consumen el maíz, e inocua para mamíferos y peces, y que está considerada como insecticida autorizado por la agricultura biológica cuando se usa en pulverización sobre las plantas.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.