25/10/99

Etiquetado de los OGM: La Comisión propone un umbral de mínimos

El Comité Permanente de cuestiones alimentarias ha dado el visto bueno a dos proyectos de Reglamento de la Comisión en relación al etiquetaje de los organismos genéticamente modificados (OGM). Se espera que la aprobación de los mismos se produzca hacia finales de este año.

Si bien es cierto, que las normas para el etiquetaje de los alimentos e ingredientes fabricados a partir de OGM y de dos variedades específicas de soja y maíz genéticamente modificado ya se establecieron con anterioridad (Reglamentos CE 258/97 y CE1139/98 respectivamente), los nuevos proyectos de reglamento van dirigidos a los productos que accidentalmente tienen un porcentaje de material genéticamente modificado y a los aditivos y aromas fabricados a partir de OGM.

Para el caso de las contaminaciones accidentales, la norma establece que la proporción de material genéticamente modificado, presente de forma fortuita, no debe exceder el 1% de cada ingrediente considerado individualmente. Esto quiere decir que en un producto compuesto por varios ingredientes, este porcentaje será mucho más bajo. Veamos un ejemplo: si un producto transformado contiene almidón del maíz, el porcentaje máximo admitido no será el 1% del total del producto sino el 1% del total del almidón.

En lo que se refiere a los aditivos y aromas fabricados a partir de OGM, la nueva reglamentación propuesta establece que los alimentos que los contengan deberán ser etiquetados de la misma forma que si contuvieran OGM. Hasta hora, dichos aromas y aditivos estaban excluidos de las reglas de etiquetaje establecidas por la Comisión.

Fuente: Comisión