03/04/00

Etiquetado de alimentos OGM a base de maíz y soja

Según la legislación comunitaria que entra en vigor este mes de abril Reglamento 49/00   y Reglamento 50/00, los productos alimentarios que contengan mas de un 2% de maíz o soja OGM deben indicarlo expresamente en las etiquetas.

Además el 2% se entiende como contaminación accidental, ya que los operadores deben demostrar en todo momento que se han tomado las medidas oportuna para que no contengan OGM.

Es decir, si no se quiere tener que poner en la etiqueta que el producto "contiene OGM", el fabricante debe tomar las medidas para que la materia prima que compre no sea OGM, teniendo una tolerancia del 2%, para cubrirse en el caso de que, habiendo tomado esta medidas, tenga alguna "contaminación" accidental.

¿Qué productos son los susceptibles de tener estos OGM?. La inmensa mayoría del maíz y soja no tiene como destino el consumo humano, sino el consumo animal. Por tanto son los animales, y no los humanos quienes consumen mayormente los OGM. La Reglamentación señalada no atañe a estos productos, y que se sepa, no existen, al menos en España, sacos de pienso donde diga "producto con OGM", a pesar de que importamos grandes cantidades de maíz, y sobre todo de soja, de países donde el cultivo de variedades OGM es normal, y sin ninguna clase de control en la mayor parte de los casos. La cabaña ganadera española consume sin duda OGMs desde hace ya mucho tiempo.

La soja y el maíz para el consumo humano se da en los cereales de desayuno, aperitivos a base de maíz, palomitas, maíz dulce, comida oriental (tofu, brotes de soja, salsa de soja), harina de maíz, y en los edulcorantes elaborados a partir de maíz (isoglucosa) que se utilizan mucho en la industria agroalimentaria. El aceite de soja se usa mucho en conservas y productos preparados, y también (aunque muy poco en España) como aceite de consumo directo en los hogares. La lecitina y otros productos a base de soja y maíz se usan como aditivos en la industria alimentaría en muchos productos. Todas las empresas que utilizan estos productos para la fabricación de alimentos deben tomar sus medidas para evitar los OGM o poner en la etiqueta que contiene OGM, cosa que para muchos consumidores, parece ser que es poco menos que poner que contiene veneno.

En Francia, Reino Unido y otros países ya hay muchas empresas de producción ganadera donde se garantiza que sus animales son alimentados con piensos que no contienen OGM. En Francia se ha creado incluso una interprofesional de soja "no OGM". Algunas cadenas de supermercados también se han lanzado a certificar que sus productos están libres de OGM, mas allá de lo que obliga la legislación comunitaria, certificando que sus pollos, huevos, carne etc. Proviene de animales que no han probado OGM alguno en su vida.

Además, en esta próxima campaña es obligatorio que los agricultores que siembren maíz o soja OGM (de las variedades autorizadas obviamente) tienen que declararlo al comprador. Sería interesante hacer un seguimiento de cuanto maíz OGM se siembra en esta campaña en España (que es el país que mas OGM siembra en Europa dentro de lo poco que se siembra) y si hay diferencia de precio con el maíz no OGM.


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.