20/06/02

El Parlamento Británico considera necesario reconstruir la confianza del ciudadano en la ciencia para poder abordar el debate público sobre el uso alimentario de la biotecnología

 

Según un trabajo realizado por el Comité de Agricultura de la Cámara de los Comunes Británica, el debate público sobre los organismos genéticamente modificados mediante ingeniería genética esta mediatizado por una gran confusión, y se hace necesario que punto de vista científico e independiente que revise la información existente y mejore la calidad del conocimiento público sobre la cuestión.

 

El informe menciona de forma expresa a aquellos que mantienen puntos de vista “atrincherados” y a los que tienen intereses económicos en juego, y hace un llamamiento a los medios de comunicación para que traten la cuestión de forma responsable.

 

Se menciona también el hecho de que los cultivos OGM actuales como maíz, colza o remolacha no son capaces de atraer a la opinión pública, ya que las modificaciones genéticas concretas no suponen una ventaja directa para el consumidor, y además se trata de cultivos que mayoritariamente están destinados a la agroindustria y no al consumo humano.

 

“Recomendamos como asunto prioritario, que el Gobierno asuma la necesidad de reconstruir la confianza del ciudadano en la ciencia como un instrumento necesario para tomar decisiones políticas, y sin el que sería extremadamente difícil realizar ningún debate o consulta pública en asuntos de este tipo”, recomienda el informe.

 

http://www.parliament.uk/commons/selcom/efrapnot.htm

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.