29/10/99

El CGIAR entiende que la biotecnología, con los adecuados controles eticos y de seguridad, es una importante herramienta para alimentar al mundo

 El CGIAR (Consultative Group on International Agricultural Research) (http://www.cgiar.org) es una red mundial de investigación agraria, de la que forman parte prestigiosos institutos internacionales de mejora genética y obtención de variedades de todo el mundo. Algunos institutos que hoy son miembros del CGIAR como el CIMMYT (cereales) de Méjico o el IRRI (arroz) de Filipinas son en cierto modo los padres de la mejora vegetal  y de la "revolución verde" de los años 50.

Según el CGIAR, los recientes avances en genética e informática crean nuevas posibilidades en la aplicación de la biotecnología en agricultura, que se traducen en mejora de plantas y animales, tanto en cantidad como en calidad, de una forma rápida y efectiva.

La aplicación de la biotecnología permite pensar en la creación de plantas resistentes a sequía, suelos salinos o encharcados y a las plagas y enfermedades sin tener que utilizar pesticidas. Sin embargo, muchos grupos de opinión se oponen al uso de la biotecnología por ciertos temores, tales como la dependencia de las grandes empresas obtentoras, la posiblidad de crear resistencias a su vez en las enfermedades y malas hierbas, o los hipotéticos riesgos para la salud de los consumidores. En el centro de esta controversia, según el CGIAR, está el asunto de las patentes y los derechos de propiedad de los nuevos organismos.

Fuente; CGIAR