07/06/00

Decisión sobre el maíz francés con trazas OGM, en esta semana

Previsiblemente en esta semana, el gobierno francés debe tomar una decisión sobre que hacer con los campos de maíz (unas 3.000 Ha) en los que ha detectado trazas de OGM (Bt). Recordemos que en un caso similar de colza hace pocas semanas el gobierno ordenó la destrucción de los cultivos.

La decisión final es importante, no ya por las hectáreas de maíz, sino por el precedente que se va a crear, máxime cuando está previsto que la UE deba aclarar a corto plazo la legislación sobre OGM, bajo presidencia francesa.

Las semillas, que contienen un porcentaje de contaminación adventicia inferior al 1%, fueron importadas por la empresa norteamericana Golden Harvest. 

En la UE existe un vacío legal sobre la contaminación adventicia específicamente referido a los OGM. Sí que existe sobre contaminación adventicia de variedades extrañas en híbridos, con una tolerancia del 5%. Los productores de maíz y los comerciantes de semillas han venido reclamando desde hace tiempo que se aclare este asunto de una vez por todas estableciendo cual es el umbral tolerable de contaminación accidental. Concretamente piden el 1%, el mismo que existe para los alimentos. Una propuesta de la Comisión Europea al respecto propone el 0,5% y las organizaciones anti-OGM reclaman una tolerancia cero.

¿Que diferencia hay entre el caso del maíz y el de la colza de hace poco? ¿Si se ordenó destruir la colza porque podría no tener que destruirse el maíz?.

Se argumentan dos razones: Las teóricas razones de la destrucción son la hipótesis de  posible riesgos para la salud o al medio ambiente (que nunca se han comprobado). 

- A diferencia de la colza, el maíz es una planta de la que no existen parientes salvajes en Europa y que por tanto no se puede cruzar con hierbas silvestres traspasándose al medio ambiente. Tampoco se reemplea la semilla, ya que se trata de un híbrido. Por tanto, la posibilidad de que los genes pasen al medio ambiente son nulas.

- Gran parte de la "contaminación" es de variedades OGM que han sido autorizadas en Europa para su cultivo. Concretamente en España se cultivan varios miles de hectáreas de maíz OGM que contienen el gen Bt (el mismo de la contaminación de Francia), no como contaminación, sino como cultivo comercial. Además estas variedades han sido autorizadas también en Francia (otra cosa es que no se cultiven) , lo que supone su reconocimiento como que no presentan problema para la salud o el medio ambiente. 

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.