14/02/01

Control de la aparición de resistencias en cultivos Bt en EEUU

La revista Agricutural Research del Servicio de Investigación Agraria de Estados Unidos (ARS) publica en su último número un artículo sobre el algodón Bt y la gestión del mismo para evitar la aparición de resistencia.

 Se trata del algodón transgénico que incorpora el gen de la bacteria Bt (Bacillus Thuringensis) cuya expresión es un tóxico para los insectos que devoran la planta. La toxina Bt es un insecticida de baja toxicidad (clasificado como AAA), y aplicado en pulverización es uno de los insecticidas naturales autorizados en la llamada agricultura ecológica.

 El artículo se encuentra en:

 http://www.ars.usda.gov/is/AR/archive/feb01/farm0201.htm

 El algodón es uno de los cultivos donde se emplean mas pesticidas, dada la alta incidencia de plagas y la dificultad especial de luchar contra los insectos que devoran la cápsula por dentro. Los insecticidas del algodón, aparte de suponer un gran coste para los agricultores, son también un serio problema ecológico en las zonas donde existe una gran densidad de este cultivo.

 El uso de variedades de algodón Bt reduce el uso de pesticidas de forma drástica, y su expansión en las grandes zonas productoras ha sido espectacular en los últimos años, especialmente en Estados Unidos, China y Australia. Otros países productores, como India están en estos momentos en fase de ensayos a gran escala. En la Unión Europea no se puede cultivar algodón Bt por la moratoria de facto impuesta a los OGM, sin embargo, la UE importa grandes cantidades de fibra de algodón, gran parte del cual será sin duda Bt, y sobre el que no existe control ni etiquetado alguno por no tratarse de un producto alimentario.

 En el artículo se mencionan  las experiencias en el control de la aparición de resistencias en los insectos por el uso de variedades Bt, y se hacen una serie de recomendaciones para prevenirlas como es el plantar un máximo de un 80% de variedades Bt, y dejar un 20% de una variedad no Bt como refugio,  o bien dejar solo un 5% de variedades no Bt, pero sin tratamiento pesticida alguno.

 Precisamente en estos días se acaba de hacer pública una encuesta sobre la gestión de la resistencia en maíces Bt en EEUU, según la cual un 87% de los agricultores había plantado en la cosecha de 2.000 un porcentaje de variedades no Bt como refugio de la plagas (Los grupos anti-OGM se han llevado las manos a la cabeza porque un 12% no los han plantado (!)).

 http://www.ncga.com/11biotechnology/main/finalIRMsummarysurvey.pdf

 Recordemos que la aparición de resistencias no es en absoluto un fenómeno privativo de los OGM sino de cualquier método de control de plagas, sea genético, o químico, natural o artificial, ya que la resistencia no es más que la selección genética que se produce en la población de la plaga debida a la misma utilización del mecanismo de control. El que un 87% de los agricultores de los agricultores de un país hayan tomado medidas para prevenir la aparición de resistencias es un éxito sin precedentes que ya se quisieran para sí cualquier otro método plaguicida.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.