23/06/00

"Contaminación" de genes OGM en maíz en Francia

Como era de prever, la indefinición de los poderes públicos de la UE en el asunto de los OGM, y en particular sobre la presencia adventicia de trazas de genes OGM en variedades no OGM, continua dando problemas.

Tras la cuestión de la colza Hyola en diversos países, ahora le toca el turno al maíz. Se han descubierto en Francia campos de maíz "contaminados" por maíz OGM (Bt), en un porcentaje inferior al 1%, procedentes de lotes comercializados por la empresa Golden Harvest-Zelder. La "contaminación" afectaría a unas 4.800 Ha en varios departamentos

La contaminación adventicia de las semillas es algo normal, ya que la absoluta pureza genética es imposible desde el punto de vista técnico. Tratándose de híbridos se admite hasta un 5%, sin embargo no existe en la UE legislación específica que trate de la contaminación adventicia cuando ésta es OGM, y ante el vacío legal los poderes públicos interpretan en cada caso lo que les parece, como se ha visto en el caso de la colza, donde unos países ha obligado a  levantar el cultivo y otros han dejado seguir diciendo que no había ningún problema.

Para mas absurdo, parece ser que esta contaminación adventicia procedería en parte de variedades OGM autorizadas (¿Habría que distinguir entre contaminación OGM adventicia autorizada y no autorizada?). El que haya variedades OGM autorizadas y no autorizadas no responde a criterio técnico alguno, sino a si su solicitud fue cursada o no antes de que se impusieran las "moratorias" de facto por las cuales se da largas a la autorización de nuevas variedades OGM. Sin embargo, los genes OGM presentes en las autorizadas y en las no autorizadas son en muchos casos los mismos.

La reciente decisión de destruir los campos de colza OGM con un caso similar ha creado un peligroso precedente ¿qué va a pasar ahora? ¿Se les va a ordenar destruir también a los campos de maíz en Francia? ¿se va a recurrir al absurdo técnico de invocar de si la contaminación es autorizada o no?.

En un comunicado conjunto, las organizaciones agrarias francesas FNSEA, AGPB (sectorial de productores de trigo), AGPM (sectorial de productores de maíz) y FOP (sectorial de productores de oleaginosas y proteaginosas) han demandado a la administración que se aclare de una vez por todas en esta cuestión y que dicte normas claras, porque lo que no se puede es estar en esta situación de vacío legal, sin reglas claras, y al pairo de decisiones administrativas arbitrarias. La AGPB reclama de forma concreta un umbral de un 1% de contaminación adventicia en semillas. El mismo que existe en los alimentos para el consumo humano.

En los últimos días ha habido reuniones en el seno de la Comisión Europea para ver si se aclaraba este asunto de una vez por todas. Sin embargo, el problema está en que la política se da de bofetadas con la ciencia en este caso, y cualquier decisión es problemática.

- Si se admite un umbral de contaminación adventicia OGM, sea este el porcentaje que sea, se admite de alguna forma que no hay problema en liberar los OGM al medio ambiente, ya que la única diferencia entre que un 1%, el 0,5%, o el porcentaje que sea y que el 100% del cultivo sea OGM, es puramente cuantitativa, y que si los genes se transfieren al medio ambiente, y esto supone algún tipo de riesgo, los genes se pueden reproducir en cualquier caso dentro del organismo al que se transfieran. En ese caso, no sería lógico admitir un porcentaje adventicio, por una parte, y por otra mantener la moratoria de los OGM, al menos en cuanto a motivos medioambientales se refiere, ya que estaría admitiendo tácitamente que su liberación al medio ambiente no es problemática.

- Si no se admite porcentaje alguno, sería totalmente incoherente con el hecho de que ya hay variedades OGM cuyo cultivo está autorizado, sería muy difícil o prácticamente imposible de cumplir en muchos casos, se obligaría a complejos y costosos análisis, y se crearían numerosos problemas comerciales y legales.

Es cierto que urge una solución para tapar el vacío legal y evitar la indefensión de los posibles afectados, los poderes públicos de la UE deben dejarse de ambigüedades. Sin embargo, la situación no es la misma en los diferentes países.

España es prácticamente el único país de la UE donde existen OGM, no como "contaminación" adventicia, ni como campos de ensayo, sino, además, como cultivo comercial, en el caso de unos pocos miles de hectáreas de maíz tipo Bt.

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.