23/01/02

Nota de la Comisión Europea

 

Consejo Europeo de Barcelona: La Comisión presenta una propuesta de política global en materia de biotecnología

 

23/01/02. La Comisión Europea ha adoptado una importante iniciativa política para el desarrollo de las ciencias de la vida y la biotecnología en Europa, lo cual constituye uno de los elementos fundamentales de la contribución de la Comisión al Consejo Europeo de Barcelona de marzo de 2002. Ese documento estratégico incluye un plan de actuación con recomendaciones para los Estados miembros, las entidades locales, la industria y demás partes interesadas. La propuesta se propone ayudar a Europa para que domine las tecnologías de vanguardia que pueden contribuir de manera decisiva al objetivo fijado en el Consejo Europeo de Lisboa, en marzo de 2000, de convertirse en la economía basada en el conocimiento más competitiva y sostenible  del mundo en la próxima década. Esta estrategia se basa en un enfoque de cooperación y coherencia para fomentar el desarrollo sostenible  y está destinada a hacer frente a las complejas preocupaciones éticas y sociales y a promover un amplio debate público. De acuerdo con los principios de la gobernanza, la iniciativa se basa en una gran consulta pública que ha incluido una conferencia con una amplia gama de partes interesadas.

 

El Presidente de la Comisión, Romano Prodi, ha declarado: "Es de una importancia capital que Europa domine las nuevas tecnologías de vanguardia que van a constituir el núcleo de una economía basada en el conocimiento. Las ciencias de la vida y la biotecnología se están desarrollando rápida y globalmente y han dado lugar a un intenso debate público. Europa tiene que afrontar los desafíos de la biotecnología desarrollando políticas responsables que aprovechen esas nuevas oportunidades de acuerdo con los valores y usos europeos. El compromiso con los valores éticos fundamentales será crucial para generar confianza y favorecer que la nueva biotecnología sea públicamente aceptada. Con esta iniciativa, la Comisión envía un claro mensaje a los interlocutores públicos y privados que deben trabajar conjuntamente para que Europa tenga éxito.”

 

Europa se enfrenta a una decisión política de la mayor importancia: o aceptamos un papel pasivo, y sufrimos las consecuencias del desarrollo de esas tecnologías en otros lugares, o desarrollamos políticas anticipadoras que las aprovechen de manera responsable. Las ciencias de la vida y la biotecnología están ampliamente reconocidas como la próxima etapa, tras la tecnología de la información, de la revolución tecnológica en la economía basada en el conocimiento, y van a crear nuevas oportunidades para nuestras sociedades y economías.


En 2005 el mercado europeo de la biotecnología podría representar más de 100 millardos de euros. En 2010, los mercados globales, incluidos los sectores en los que las ciencias de la vida y la biotecnología constituyen una parte importante de las nuevas tecnologías aplicadas, podrían ascender a más de 2.000 millardos de euros, sin contar la agricultura. Actualmente, existen más empresas dedicadas a la biotecnología en Europa (1.570), que en los EEUU (1.273). Pero el sector europeo de la biotecnología está formado por empresas relativamente pequeñas, mientras que la industria estadounidense de la biotecnología empezó antes, da trabajo a muchas más personas (162.000 frente a 61.000), cuenta con una capitalización mucho mayor y, sobre todo, está preparando muchos más productos de biotecnología[1]. La Comisión ha propuesto el desembolso de 2.150 millardos de euros para biotecnología en el próximo programa marco de investigación que dará comienzo en enero de 2003.

 

 

 
Europa no tiene una política única para las ciencias de la vida y la biotecnología sino un conjunto heterogéneo formado por diversas políticas tanto específicas como generales a nivel internacional, comunitario, nacional y local. En Europa, las correspondientes responsabilidades están repartidas entre una amplia gama de políticas y actores. Por lo tanto, a falta de una visión coincidente de lo que está en juego y sin objetivos comunes, Europa ha abordado los desafíos y oportunidades de estas nuevas tecnologías muy despacio y con dificultad.

Las ciencias de la vida y la biotecnología ofrecen un potencial considerable en numerosos ámbitos:

 

Medicina: la biotecnología ya permite una fabricación más barata, más segura y más ética de una cantidad creciente de medicamentos y servicios médicos tradicionales y nuevos. Entre ellos tenemos tratamientos personalizados y preventivos basados en la predisposición genética, la detección selectiva, diagnósticos y tratamientos innovadores con medicamentos.

 

Sector agroalimentario: la biotecnología tiene el potencial de aportar una mayor calidad a los alimentos y es beneficiosa para el medio ambiente gracias a la mejora agronómica de los cultivos. La calidad de los alimentos y de los piensos está estrechamente ligada con la prevención de las enfermedades y la reducción de riesgos para la salud, con un menor uso de pesticidas, fertilizantes y medicamentos químicos, y por tanto con unas prácticas agrarias más sostenibles, que reduzcan la erosión del suelo y beneficien al medio ambiente. Las ciencias de la vida y la biotecnología pueden ser un importante instrumento para luchar contra la pobreza, el hambre y la malnutrición.

 

Utilizaciones industriales: la biotecnología tiene también el potencial de mejorar los usos no alimentarios de los cultivos como fuentes de nuevos materiales (por ejemplo: los plásticos biodegradables).

 

Medio ambiente: la biotecnología ofrece nuevas formas de proteger y mejorar el medio ambiente, como son la bioterapia del aire, el suelo y el agua contaminados y los residuos, así como el desarrollo de productos y procesos industriales más limpios, por ejemplo los que se basan en el uso de enzimas.

 

Entre las prioridades del plan de actuación de la biotecnología se incluyen:


Aprovechar el potencial

 

·         Reforzar la base de los recursos (intensificando la enseñanza de las ciencias de la vida, promoviendo la movilidad de los científicos europeos y procurando que permanezcan en Europa, fomentando las competencias en gestión empresarial, el acceso al capital riesgo y la protección de los derechos de propiedad intelectual)

·         Constituir una red de comunidades y operadores europeos en biotecnología para facilitar un libre acceso al conocimiento, las competencias y las mejores prácticas

·         Dar un papel anticipador a los poderes públicos en el seguimiento de los efectos del marco político actual sobre la competitividad y saber adelantarse a los nuevos temas y adaptar las políticas en consecuencia

 

Gobernanza responsable

 

El debate público sobre las ciencias de la vida y la biotecnología, los valores fundamentales afectados y las complejas cuestiones que se plantean muestran la necesidad de unas políticas responsables que ayuden a manejar estas tecnologías en constante evolución, y la necesidad de una especial atención a la participación del público en general. El debate debe superar los límites de su actual centro de interés basado en los alimentos genéticamente modificados y las células madre. Todas las partes interesadas han subrayado la importancia de la gobernanza, es decir la atención que las autoridades públicas conceden a la preparación, decisión, aplicación y explicación de políticas y actuaciones.

 

·         El diálogo y el control por parte de la sociedad deberían acompañar y guiar el desarrollo de las ciencias de la vida y la biotecnología;

·         Las ciencias de la vida y la biotecnología deberían desarrollarse de manera responsable y en armonía con los valores sociales;

·         Una toma de decisiones tras una oportuna información facilitaría unas aplicaciones basadas en la demanda;

·         La supervisión reglamentaria de base científica debería contar con la confianza del público;

·         Deberían respetarse los principios normativos básicos y las obligaciones legales para salvaguardar el Mercado Interior de la Unión Europea y sus obligaciones internacionales.

Dimensión internacional

 

La Unión Europea debería seguir jugando un papel líder en el desarrollo de orientaciones, normas y recomendaciones internacionales basadas en un consenso científico internacional.

Europa tiene una responsabilidad especial apoyando a los países en vías de desarrollo para que hagan frente a los riesgos, desafíos y oportunidades, y para facilitar el desarrollo de esas nuevas tecnologías de forma segura y ordenada a nivel mundial, de acuerdo con las decisiones de cada país en concreto.

Aplicación

 

 

 
Para controlar el progreso de la aplicación de las políticas y la situación sobre el terreno, y para adelantarse a los nuevos temas en este ámbito de rápido desarrollo, la Comisión va a presentar un informe periódico sobre Ciencias de la Vida y Biotecnología, que incluirá un programa de trabajo evolutivo para la legislación en cuestión. La Comisión, en sus informes sobre Ciencias de la Vida y Biotecnología, pasará revista a la coherencia de las políticas y legislación comunitarias que afecten a las ciencias de la vida y la biotecnología y pondrá en marcha iniciativas y propuestas cuando sea necesario.

Cuando coincidan distintos niveles de competencia, la estrategia debería ser una referencia para la cooperación entre los diversos interlocutores. Para facilitar la transparencia y el diálogo sobre el futuro desarrollo y la aplicación de la estrategia propuesta para las ciencias de la vida y la biotecnología, la Comisión organizará un Foro con amplia presencia de las partes interesadas’.

La Comisión invita ahora a las demás instituciones y órganos de la UE, a los Estados miembros, a las colectividades regionales, al sector privado y al público a contribuir al perfeccionamiento y puesta en marcha de la estrategia propuesta. En este proceso, la definición de medidas detalladas en forma de actuaciones a corto y medio plazo y su calendario será una primera y decisiva etapa en el camino hacia una política europea de biotecnología eficaz y coherente.

Para mayor información:

http://europa.eu.int/comm/biotecnología/introduction_en.html

 

El informe completo de la DG Empresas Innovación y competitividad en la Biotecnología Europea, en inglés se puede descargar (110 páginas en formato pdf) de:

 

http://europa.eu.int/comm/enterprise/library/enterprise-papers/pdf/enterprise_paper_07_2002.pdf

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.



[1] European Competitiveness Report 2001, Luxemburgo 2001

http://europa.eu.int/comm/enterprise/enterprise_policy/competitiveness/doc/competitiveness_report_2001/index.htm

Industrial competitiveness in biotechnology. A European perspective, Enterprise Papers N°7, 2002 http://europa.eu.int/comm/enterprise/library/enterprise-papers/paper7.htm