03/06/02

Australia y Nueva Zelanda aprueban el uso alimentario de un maíz OGM resistente al glifosato

 

Los ministros de seguridad alimentaria (Foods Standards Ministers) de Australia y Nueva Zelanda acordaron el pasado día 24 la aprobación del uso alimentario del maíz transgénico procedente de la línea NK603 tolerante al glifosato. Australia y Nueva Zelanda cuentan con una autoridad de seguridad alimentaria conjunta (Australia New Zeland Food Authority; ANZFA).

 

Los ministros han tomado esta decisión en base a los exhaustivos controles e informes del ANZFA que indican que no existe evidencia alguna de que exista riesgo para salud asociado al consumo de este maíz.

 

El NK-603, lo mismo que otros maíces OGM tolerantes a glifosato están transformados para expresar la enzima EPSPS que hace que la planta tolere dosis de glifosato que son letales para las malas hierbas. El gen que codifica la enzima procede de determinadas cepas de la bacteria del suelo Agrobacterium tumefaciens. El uso alimentario de la NK603 esta también permitido en otros países como Canadá, EEUU y Japón, pero no en la UE, donde existe desde hace años un parón administrativo (“moratoria de facto”) a la probación de nuevas variedades OGM.

 

http://www.anzfa.gov.au/mediareleasespublications/mediareleases/mediareleases2002/jointcommuniquefoodm1520.cfm

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.