24/07/01

 Australia estudiará la viabilidad económica de segregar los OGM en la cadena alimentaria

 El Ministro Australiano de Agricultura, Warren Truss, ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto de tres años de duración para investigar la viabilidad de segregar los organismos genéticamente mejorados por el uso de la ingeniería genética (OGM) de la cadena alimentaria, y que ha finalizado el pasado mes de mayo.

 “El objetivo del proyecto es determinar si es viable segregar y preservar la identidad de los productos agrarios australianos”.

 Un estudio preliminar realizado el pasado mes de mayo señala los siguientes puntos clave un estudio preliminar son:

-         El uso de la biotecnología en agricultura implica cambios fundamentales en la cadena alimentaria.

-         La clave para segregar diferentes cadena de suministro son la infraestructura y diversos procedimientos, protocolos y métodos de análisis.

-         Se necesitan determinados principios comunes para la establecer la acreditación de las infraestructuras y la gestión de la cadena de suministro. Los sistemas de certificación de calidad ya existentes son una base para establecer un sistema.

-         Se necesitan tests económicos y rápidos para distinguir entre productos GM y no GM.

http://www.affa.gov.au/ministers/truss/releases/01/01196wt.html

El tema de la segregación de los GM y no GM es uno de los más de más actualidad en el mundo agroalimentario y uno de los principales dentro de la llamada “Identidad Preservada”, que afecta tanto a los GM como a los productos de los que se quiere garantizar una determinada característica. La preservación de la identidad guarda estrecha relación con la trazabilidad que desea imponer la Unión Europea.

Precisamente en esta semana se espera que la Comisión Europea haga su propuesta de trazabilidad de los OGM, que si bien por una parte podría desbloquear la aprobación de nuevos OGM en la UE, podría por otra imponer una serie de requisitos tales que en la práctica dejarían fuera de mercado no solo a los nuevos OGM que se aprueben sino también a los ya aprobados que se importan normalmente en la Unión Europea (soja y maíz funamentalmente). EEUU ya ha manifestado su preocupación por esta cuestión que podría sor objeto de litigios comerciales. De cualquier forma se tratará de una propuesta que deberá ser debatida en los próximos meses.

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.