12/11/01

Algodón OGM y moratoria de facto

 El pasado Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE rechazó el levantar la moratoria de facto sobre las nuevas aprobaciones de OGM, en tanto en cuento no estuvieran listas las nuevas regulaciones sobre trazabilidad y etiquetado de estos productos “y el consumidor pudiera elegir” , según dice el mismo comunicado del Consejo.

 

Sin embargo, uno de los OGM pendientes que  se levante la moratoria es el algodón Bt resistente a insectos, al que no parece que sea de aplicación esta cautela, al menos en los términos que dice el Consejo.

 

La fibra de algodón no es un producto alimentario, por lo que está fuera de todas las regulaciones de trazabilidad y etiquetado que se están discutiendo, que se refieren a los productos destinados a la alimentación humana o animal. La UE es de hecho una gran importadora de fibra de algodón, una parte del cual será sin duda transgénico, dado que en los países exportadores se cultiva, su importación está permitida y que en los puertos ni siquiera se mira de ninguna manera si el algodón o los tejidos de importación son o no OGM. Los consumidores no pueden ahora elegir ahora si se compran una camiseta o un vestido de algodón transgénico o no, ni tampoco lo podrán hacer con las nuevas normas de trazabilidad y etiquetado propuestas por la Comisión Europea, por lo que la apreciación del Consejo sobre la elección del consumidor está de más en este caso.

 

Hay una pega, que es que la semilla de algodón resultante del desmotado, cuyo valor es muy residual respecto a la fibra, sí que se utiliza en alimentación animal. Eso sí, previa desnaturalización de la sustancia tóxica natural que contienen todas las variedades de algodón, OGM o no, el gossypol.

 

El algodón OGM en España tiene, sin embargo, un escollo aún mayor que la utilización residual de sus semillas en alimentación animal, que es el de siempre; la política y el que muchos vivan de abanderarse en contra de alguien o de algo.  La mayor parte del algodón en España se cultiva en Andalucía, y la Junta de esa Comunidad Autónoma está preparando un infumable decreto sobre los OGM dentro de su ámbito en la que se incluye, entre otras cosas una arbitraria moratoria por 5 años. De publicarse esta disposición se podrían crear una serie de conflictos legales y competenciales. Recientemente, el País de Gales, que unilateralmente se había declarado libre de OGM ha tenido que abandonar ese autoproclamado status por entrar en conflicto con la legalidad británica y de la Unión Europea. 

 

Nada de todo esto tiene que ver con la salud de los consumidores ni con el medio ambiente y menos con la agronomía. La explicación hay que buscarla en tomar poses políticas supuestamente “progresistas”, enarbolar banderas e intentar sacar provecho político de ello.

 

El algodón Bt resistente a pesticidas tiene amplias ventajas para el medio ambiente, fundamentalmente una drástica reducción del consumo de productos fitosanitarios, en un cultivo en que se emplean en gran medida por la gran incidencia de plagas.

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.