26/09/2002

Acuerdo en EEUU para aislar los campos de OGM de uso farmacéutico

 

Las empresas de biotecnología de Estados Unidos, agrupadas en su organización BIO y la Nacional Grain and Feed Association (NGFA) han llegado a un acuerdo para que, bajo un programa voluntario, no se planten ensayos de maíz transgénico de uso farmaceutico en los estados o centros de mayor producción maicera, tales como Illinois, Indiana, Iowa, Nebraska y Ohio.

 

Por el momento no existe aún en EEUU autorización para la producción de OGM de uso farmacéutico (el llamado “pharming”) aunque se espera que ésta podría darse en los próximos meses, dado el estado avanzado en el que se encuentra la investigación sobre algunas variedades transgénicas, capaces de producir substancias como insulina, anticuerpos monoclonales, hormonas de uso médico etc., a un coste muy inferior al de los métodos tradicionales de los laboratorios farmacéuticos.

 

La normativa que se haga para este cultivo cuando se autoricen muy probablemente incluirá la necesidad de aislamiento, con el fin de evitar que aparezcan trazas de fármacos en maíces convencionales por polinización cruzada.

 

La superficie de maíz, o del cultivo que se trate, de OGM de uso farmacéutico, incluso cuando se acometa la producción comercial será probablemente pequeña, dado el gran rendimiento de esta producción y lo limitado de cantidad demandada para estos usos concretos, por lo que no debería haber problema en limitarla a áreas aisladas de los cultivos de uso alimentario.

 

 

 

 

 

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.