02/04/01

Nota de ASEBIO

 

 

El Consejo Científico de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), primera patronal del sector biotecnologíco en nuestro país, desmiente en el siguiente comunicado las informaciones periodísticas que cuestionan la seguridad de aplicar la biotecnología a la elaboración de alimentos.

"Desde la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) vemos con asombro los términos de las noticias aparecidas en algún medio de comunicación cuestionando la seguridad de la biotecnología aplicada a la agroalimentación.

En este sentido, hay que recalcar una vez más, que la modificación genética de plantas además de ser una práctica que se produce en la naturaleza de forma continua, hoy en día, con el uso de las herramientas que aporta el desarrollo de la biotecnología, se convierte en una técnica más precisa y controlada que las prácticas agroalimentarias tradicionales.

Por otro lado, la Unión Europea aprobó variedades de soja y de maíz genéticamente modificadas tras realizar los estudios necesarios caso por caso y paso por paso, y no es de recibo alentar el fantasma de la inseguridad en algo que ya cuenta con las aprobaciones necesarias. Asimismo, quizás sea conveniente recordar que el proceso de innovación y desarrollo de nuevos productos agroalimentarios derivados del uso de la biotecnología se consigue tras 10-15 años de trabajo e inversión permanente en I+D+I por parte de las empresas que asumen un coste promedio de unos 7.000 Mptas para poder finalmente ofrecer un producto innovador al cliente final. Por supuesto, estos productos llegan al mercado tras un proceso riguroso y exhaustivo de cumplimiento de la normativa vigente que garantiza el uso de estos productos de alto valor añadido.

En consecuencia, es difícil entender la alimentación moderna sin la biotecnología, ya que supone tanto un presente necesario (enzimas para fabricar derivados de almidón utilizados como edulcorantes y espesantes en numerosos alimentos, organismos fermentadores) como un futuro prometedor (alimentos con nuevas funcionalidades: nutritivas, inmunológicas, cardiovasculares, etc.).

En este sentido, noticias como estas cuestionando la seguridad de la biotecnología aplicada a la agroalimentación, lejos de ayudar al consumidor, sólo contribuyen a una mayor desinformación justo en un momento en el que la Unión Europea acaba de adoptar una nueva reglamentación aún -si cabe- más estricta."

 


Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.